¿A Quién Votarían Los Personajes De Ficción?

28/05/2013 § 1 comentario

PERSONAJE, PROFESIÓN. VOTO.

Harry ‘El Sucio’ Callahan, policía. Abstención.
Se podría pensar que su amor por las armas de gran calibre y la mano dura con los punkis se traduciría en un voto republicano claro, pero Harry es un tipo peculiar. No acata las normas. No le veo creerse las soflamas de la Fox sentado delante de la tv. Le veo más como un librepensador y a veces como un estilete de ultraderecha… formas distintas de llegar al mismo fín: “me da igual, son todos unos blandos”.

Darth Vader, Lord Sith. PPG (Partido Popular Galáctico).
La República es intervencionista, con una lacra burocrática muy severa y el Senado de Coruscant peca de mastodóntico y reactivo en sus decisiones, tarde y mal. Con la instauración del Imperio, la liberalización de los mercados y la privatización de todos los servicios (contratar a un Jango Fett de turno para dirigir hospitales, autopistas…) serían un hecho.

Al Bundy, dependiente. NO’MAAM (Organización Nacional de Hombres Contra el Dominio Amazónico).
The Man. Cuatro touchdowns en un solo partido para Polk High en el ’66. El último reducto para el cinismo y el machismo. Igual que cualquier otro político, se votaría a sí mismo como cabeza de su propio partido político (más cerca de la derecha y con un leit motiv claro: GORDAS NO).

Gaius Baltar, científico. Socialdemócrata.
Amigos, no seamos todos tan duros con el pobre hombre. Que levante la mano quien no habría condenado a la raza humana a la extinción por unos momentos sudorosos en el asiento trasero de un Camaro con Caprica Six. Estudios superiores, ateísmo… y los sucesivos recortes en I+D+i  le llevarían a dar su voto a la Izquierda…  de un Parlamento que aún no existe.

Stringer Bell, narcotraficante. Partido Republicano.
Poderoso caballero es Don Dinero. ¿Aplicar estudios universitarios a la venta de droga? ¿NarcoTrust? ¿Desregulación de los mercados? ¿Oligopolios que acaban en traición a tu brotha? El capitalismo salvaje dentro de un submundo salvaje. Sólo por eso, ya es más libegal que el propio libegalismo. Voto derechón clarinete.

Lara Croft, ladrona de tumbas. Tory.
Otro voto obvio. Multimillonaria. Título nobiliario. Hija de papá. Choza del copón y cacharritos tecnológicos. Profesión excéntrica. Pasión por el expolio y por meter mano en países que no son el suyo. Un compendio del British Museum, la Commonwealth y el tocapelotismo thatcheriano.

MacGyver, manitas-justiciero. Abstención.
El pionero del reciclaje. El ‘Hágalo-Usted-Mismo’ llevado a su máxima expresión. La lucha indiscriminada contra la opresión. El mullet ochentero y la navaja suiza. ¿Acaso le verías encerrado en un centro comercial el Sábado por la tarde? ¿Le ves yendo al banco a pedir un crédito para un Cayenne? El bueno de Mac es un punkie (válido también para el barbudo de Bricomanía).

Alien, depredador xenomorfo. Ultraderecha.
Un tipo que te hace tragar sus huevos y tiene ácido por sangre, a la fuerza vota a Aguirre, Vidal-Quadras o al tri-comprometido (Bewusstsein! Partei! Land!).

Tony Montana, mafioso. Indeciso.
El señor Montana sólo tiene sus cojones y su palabra y no los rompe por nadie. Como para preguntarle por su adscripción ideológica… Si hay algo en lo que Scarface destaca es en trepar y arrimarse al sol que más calienta. Le veo financiando la campaña del candidato favorito para la Casa Blanca, sea cual sea su partido.

Joseph Dredd, juez. Izquierda (pero ésta vez, será por VENGANZA).
Juez-estrella de gatillo fácil. Imagínese a Garzón con casco, moto de gran cilindrada y armas semiautomáticas. El sector conservador del CGPJF (Consejo General Del Poder Judicial del Futuro) le apartará de la carrera judicial por husmear donde no tiene que hacerlo, oficialmente ‘extralimitarse de sus funciones’. Volverá para ajustar cuentas.

José Mourinho, showman. PSM (Partido del Sobre para Mendes).
Obviamente.

 

 

La música en Los Soprano o viceversa

19/03/2013 § 1 comentario

(Ésta entrada contiene SPOILERS)

Image

Mamma mia

Si es usted una dama, lo tiene muy fácil para seducir a los tres creadores de éste humilde blog. Si es un caballero…también. Sólo tiene que invitarnos a una copa y sacar Los Soprano como tema de conversación. Jamás nos ponemos de acuerdo en temas políticos (flacobarbados siente por Esperanza Aguirre algo que va más allá de la simple admiración) o deportivos (el mal nacido de reprosciutto sigue considerando a Raúl un jugador menor). Respecto a Los Soprano nunca hay discusión. Meadow es la mujer ideal. Christopher el colega ideal. Silvio el socio ideal. Ralph el hijo de puta ideal. ¿Y la música? La música de Los Soprano es insuperable. De eso quería hablarles hoy.

Cuando acabé la serie, fascinado,  me puse a investigar, ¿qué gran equipo estaba detrás de la elección de las canciones? Mi sorpresa fue descubrir que no había ningún equipo. Todas las canciones de las serie las escogía David Chase, el creador de la misma, apoyado en algunas ocasiones por el actor Steven Van Zandt (también conocido por ser el guitarrista de la célebre E Street Band, la banda de Bruce Springsteen). El vasto conocimiento musical de Chase le llevaba en ocasiones a proponer veinte canciones distintas para una misma escena. La diferencia entre dichas canciones podía llegar a ser enorme. Cualquiera, en su sano juicio, escogería una canción acorde a la escena, que la completase. En muchas ocasiones ocurría todo lo contrario, y el resultado es grandioso.

Cuando Chase ideó la serie no quería una banda sonora. No quería contratar a un compositor para dictarle al espectador como sentirse, siguiendo así los pasos de sus admirados Scorsese o Kubrick. Van Zandt no daba crédito en los primeros capítulos. El pensaba que iban a sonar habitualmente los Stones, Dylan, Van Morrison o Springsteen. Y aunque, por supuesto aparecen, no es lo habitual. Chase cuenta que podría haber hecho toda la serie con Dylan o los Stones cantando sobre la mafia, hubiese sido muy fácil, pero no tenía esa intención. Los gorditos de New Jersey son gente bastante corriente y no quedaría muy realista que se pasasen la vida escuchando a esos mitos. Debían de escuchar mucha mierda, y así se plasma en la serie. Más adelante el propio Dylan, maravillado con la serie, se puso en contacto con Chase y grabó Return To Me de Dean Martin para la misma. Chase no la desaprovechó y grabó una escena memorable.

La intención inicial de Chase era comenzar cada capítulo con una canción distinta, pero en HBO se negaron, siempre debía de ser la misma para que el espectador la identificase con la serie. La elegida fue Wake Up This Morning de Alabama 3. La intro con esa canción de fondo y Tony Soprano yendo de New York a su mansión en New Jersey forma ya parte de la historia de la televisión.
Quería acabar ésta entrada con dos ejemplos de la brillantez con que se utiliza la música en la serie. En la primera suena My Lover´s Player de Otis Redding en un final trágico de episodio. Cambios de plano que terminan con Tony y Carmela en la cama. No hay diálogos, sólo la magnífica canción de fondo. Disfruten:
La siguiente es una de mis preferidas. Tony vuelve a la acción después de un largo periodo convaleciente. No sólo es el más listo del grupo sino también el más fuerte y siente que tiene que volver a demostrarlo, por si alguno tenía dudas. La combinación de Tony vomitando en el baño después de la acción con Every Day Of The Week de The Students de fondo es espectacular y un claro ejemplo del contraste entre la escena y la canción.
Si aún no han visto la serie no se a qué esperan. Cuando lo hagan, eso si, estén atentos a la música.

soprano

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con serie en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: