Nostalgia

17/08/2013 § 2 comentarios

Muchos ya me conocen. Oyen una y otra vez mis diatribas y discursitos sobre los temas de siempre. Me pongo muy vehemente, me vengo arriba, me pongo insoportable… hasta se podría decir que me pongo gilipollas.
Sé que no voy a convencer a nadie. Más aún, con mis parrafadas a más de uno (y una) caeré mal.
A mi edad, y peinando canas (cosa que yo mitificaba como imán de mujeres, ingenuo que es uno), la popularidad y el ‘ser majo’ con todo el mundo son conceptos que no me van mucho.

¿A qué vienen estas líneas/chorradas? A ésto:

Con dos cojones.
Y a propósito de: http://avilared.com/not/6312/_lsquo_fin_de_la_cita_rsquo__franquista_junto_a_la_muralla/

Vamos a lo importante, a la leyenda:
“Franco. En esta ciudad cuna de Santa Teresa de Jesús y capital de la provincia que vio nacer a la gran reina Isabel La Católica, no se tolerarán ofensas a la moral de Cristo bajo ningún pretexto. Ávila es leal; no traicionará a los caídos durante la cruzada gloriosa por Dios y por España. Ávila, Mayo, 1941. ¡Arriba España! ¡Viva Cristo Rey!”

Me dan ganas de cerrar el post aquí.
Continuaré un poco más, más que nada, porque nos esforzamos bombardeando las redes sociales para que os paséis a leer nuestras mierdas…
¿Por qué estos vestigios del pasado siguen en nuestras calles? ¿Por qué se toleran calles con nombres de héroes franquistas? El anterior Gobierno intentó erradicar todos estos recuerdos nostálgicos, pero su acción fue tibia y timorata. Los tiempos de la Memoria Histórica (se habla más de este término en los comentarios de una noticia al azar en la edición digital de El Mundo que en cualquier pleno de ayuntamiento), you know.

¿Qué hace aún esta placa en una calle de Ávila? ¿Cual es el propósito, el de verdad?
Cada vez que pregunto ésto a un nostálgico, siempre recibo la misma respuesta: “te guste o no, es parte del pasado de España”. Y tanto que lo es. Y parte del presente también.
Si esta placa, como algún que otro medallón frecuentemente atacado con pintura, son parte de la Historia de nuestro país, no deberían estar a la intemperie, expuestos a las inclemencias del clima abulense. Que tanta sorna no le abrume, querido lector. Estos objetos hace mucho tiempo que deberían haber sido retirados POR SENSIBILIDAD y si me apuran, bastaría con haberlos almacenado en un recinto visitable. Jamás a modo de homenaje (eso es lo que parece en pleno siglo XXI y con una Ley de Memoria Histórica mediante), claro está, sino a modo de educación para los burros las generaciones venideras.
Y no. Ni he vivido una guerra ni una posguerra ni he pasado hambre ni he tenido que trabajar desde niño para ayudar a mis padres. Me ha bastado con leer algún libro de vez en cuando (ya que fui educado en colegio religioso y no se llevaba mucho eso del pensamiento racional/crítico…) y gracias a eso, pensar QUE EN UN PAÍS DEMOCRÁTICO -DE VERDAD- NO SE CONSENTIRÍA ESTA CLASE DE DESVERGÜENZAS, ESAS FALTAS DE RESPETO Y DE HUMANIDAD EN PLENA CALLE.
No deberían hacer falta leyes para imponer lo que es justo y de sentido común.Mucho mejor, donde va a parar.
Ésta sí es la Marca España®. Despachar una sangrienta represión (porque llamarlo genocidio sería exagerado, ¿no?) con una mal llamada Transición, una Ley de Amnistía, dos palmaditas en el hombro y un pelillos a la mar. Ni un mal juicio en un juzgadillo de primera instancia. Mientras tanto, y hasta hace dos días como aquel que dice, una calle dedicada al Generalísimo (superlativo de general), otra al Alférez Provisional (el único bueno que conozco es éste: http://www.youtube.com/watch?v=WyT9xMENtqc) y otra dedicada a la fecha del glorioso levantamiento nacional, 18 de Julio.
Ésto, con Franco, no pasaba.

Firme Usted Aquí (II)

01/03/2013 § Deja un comentario

“SWINVERGÜENZAS” por ALBANO BIZARRO

 

Estimados lectores.

Lo primero de todo comentarles, que como diría uno de mis ídolos, Juan Carlos I (por la buena vida que se pega principalmente, por cierto alguien seguro apasionado de este mundillo del que voy a hablarle), me llena de orgullo y satisfacción escribir para ustedes en este foro.

Sin más dilaciones, les cuento mi narración.
Hace un mes aproximadamente llegaba a mis oídos una noticia, publicada en un portal digital, que narraba la apertura de un club swinger (club de intercambio de parejas, importante matiz por si algún puritano no sabe de que estamos hablando) en un castillo denominado el Castillo de Monda.
Este castillo situado en un pueblo de Andalucía es propiedad de una sociedad relacionada con la familia del alcalde de Estepona, Don José María García Urbano.

Bien y dirán ustedes, esto que nos importa. Pues a un bizarrete como yo, no se lo digan a nadie, si me importa un poquito. Hileras de comentarios, surgían alrededor de la noticia todos muy similares: “eso es de guarros, eso no es amor, eso es de viciosos, eso es un castillo de degenerados de vicio y perversión”. Todos comentarios en los que estos anónimos internautas expresaban esta actividad como algo absolutamente carente de ética e  inmoral.
Ahora bien yo me quedo con las palabras de este alcalde (pregunta innecesaria en mi opinión ya que se trata de una sociedad cercana a su familia no suya), al ser preguntado acerca de la apertura de este local a escasos kilómetros de la lujosa Marbella, respondió con soltura: “no entra en mi intención juzgar moralmente, cada uno se organiza su vida como quiere, lo cierto es que en este local no hay prostitución y las actividades realizadas son lícitas según me consta”.

Amigos, por una vez un político español dice la verdad. Cada uno es libre de organizar su vida como quiera. Si a Ricardo y a Valentina, pareja cuarentona, sin intención de utilizar este término con un carácter peyorativo, les apetece practicar el coito con otra persona diferente después de llevar 20 años casados me parece algo que nadie debe juzgar y sólo les compete a ellos. En mi opinión y no lo contéis por ahí, que hay gente muy puritana, el amor y es sexo son cosas diferentes. Ricardo y Valentina, pueden quererse mucho, pueden amarse, pero eso no quita que después de tantos años de relación les apetezca tener sexo con alguien diferente como una experiencia nueva. ¿Creen ustedes que porque Ricardo y Valentina, cuarentones ellos, practiquen el acto sexual, en cualquiera de sus vertientes (anal, oral o vaginal) van a dejar de quererse?.

Reflexionen sobre lo anterior, las personas son libres de opinar lo que quieran, pero no critiquemos a la pareja que hace esto, y menos nos apresuremos a aventurar que no se quieren. Que sabemos nosotros si se quieren o no. A Ricardo y a Valentina simplemente les apetecía sentir la sensación de practicar actos íntimos con una persona diferente tantos años después. ¿Por qué Ricardo y Valentina no iban a seguir queriéndose por ésto?.
Valentina puede estar harta de la barriga flácida y de la torpeza de Ricardo, pero no por eso va a dejar de quererle. Simplemente le apetece probar el acto íntimo con una persona de carnes menos flácidas. Ahora bien al acabar el acto y después de sentir los calores ya olvidados, volverá a casa con su tierno maridito, a cocinar juntos la típica paella de los domingos, esa paella que deja el típico ardor de estómago, toda la tarde del domingo y parte del Lunes.

En definitiva lectores, si para ustedes amor y sexo son cosas iguales, fenomenal, pero no juzguen a aquellas personas que consideran que son conceptos separables. Vivan y dejen vivir, que por supuesto nadie les obliga a visitar estos sitios. Respeten, que Ricardo y Valentina no les obligan a visitar este majestuoso castillo.

Panorámica del Castillo de Monda

Gracias por su atención y no olviden ser un poquito swinvergüenzas.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con respect en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: