De aeródromos y dominicos

18/06/2014 § 2 comentarios

El presente en Ávila -como pasa en el rock o el pop– deja mucho que desear y el futuro pinta aún peor, así que solo nos queda la opción de mirar atrás para descubrir nuevas historias. Hace poco que gracias al gran trabajo de muchas personas hemos descubierto como se diseñó el derribo de la Real Fábrica de Algodón (http://los4palos.com/2014/03/04/poder-contra-verdad-una-verdad-incomoda/). Pero Ávila esconde muchas más historias, como mínimo, interesantes.

La ciudad de Ávila fue un lugar de vital importancia para la victoria del golpista General Franco en la Guerra Civil.  La tristemente célebre Legión Cóndor tuvo como base la ciudad abulense y para ello se construyó un aeródromo situado entre el santuario de Sonsoles y el río Chico, el Aeródromo Cruz de Los Llanos. Se puede decir que Ávila inició la moda de un aeropuerto en cada pueblo.

Para entender su importancia en la Guerra Civil decir que llegó a alojar hasta un centenar de aviones de guerra alemanes desplazados por Hitler para ponerlos a prueba de cara a su ofensiva europea.  Debido a ello, además, se instaló un potente sistema defensivo antiaéreo en diversos puntos estratégicos de la ciudad y su entorno. Incluso es posible que algunos de los aviones que el 26 de abril de 1937 bombardearon Gernika despegasen del aeródromo abulense.

Imagen

 

La Legión Cóndor utilizó como principal lugar de alojamiento el Monasterio de Santo Tomás, en cuyo recinto y para uso de los legionarios alemanes se instaló, en una de las aulas del Claustro de los Reyes una capilla –tócate las narices- protestante, a la que los dominicos -tócate las narices one more time– hicieron oídos sordos. Tanta lucha antiluterana para acabar montando una capilla protestante en tu propia casa.

Concluida la Guerra Civil, la vida útil del aeródromo se extenderá más allá de la contienda. El 27 de junio de 1957 se informa de que han sido devueltos los terrenos destinados a la pista del aeropuerto y las instalaciones a sus propietarios, excepción de una franja de 1.450 X 100 m que continuará funcionando como pista de aterrizaje y despegue. El 21 de mayo de 1964 se devuelven los terrenos restantes, excepto una pequeña parte que se destinará a polvorín.

 

Imagen

Nostalgia

17/08/2013 § 2 comentarios

Muchos ya me conocen. Oyen una y otra vez mis diatribas y discursitos sobre los temas de siempre. Me pongo muy vehemente, me vengo arriba, me pongo insoportable… hasta se podría decir que me pongo gilipollas.
Sé que no voy a convencer a nadie. Más aún, con mis parrafadas a más de uno (y una) caeré mal.
A mi edad, y peinando canas (cosa que yo mitificaba como imán de mujeres, ingenuo que es uno), la popularidad y el ‘ser majo’ con todo el mundo son conceptos que no me van mucho.

¿A qué vienen estas líneas/chorradas? A ésto:

Con dos cojones.
Y a propósito de: http://avilared.com/not/6312/_lsquo_fin_de_la_cita_rsquo__franquista_junto_a_la_muralla/

Vamos a lo importante, a la leyenda:
“Franco. En esta ciudad cuna de Santa Teresa de Jesús y capital de la provincia que vio nacer a la gran reina Isabel La Católica, no se tolerarán ofensas a la moral de Cristo bajo ningún pretexto. Ávila es leal; no traicionará a los caídos durante la cruzada gloriosa por Dios y por España. Ávila, Mayo, 1941. ¡Arriba España! ¡Viva Cristo Rey!”

Me dan ganas de cerrar el post aquí.
Continuaré un poco más, más que nada, porque nos esforzamos bombardeando las redes sociales para que os paséis a leer nuestras mierdas…
¿Por qué estos vestigios del pasado siguen en nuestras calles? ¿Por qué se toleran calles con nombres de héroes franquistas? El anterior Gobierno intentó erradicar todos estos recuerdos nostálgicos, pero su acción fue tibia y timorata. Los tiempos de la Memoria Histórica (se habla más de este término en los comentarios de una noticia al azar en la edición digital de El Mundo que en cualquier pleno de ayuntamiento), you know.

¿Qué hace aún esta placa en una calle de Ávila? ¿Cual es el propósito, el de verdad?
Cada vez que pregunto ésto a un nostálgico, siempre recibo la misma respuesta: “te guste o no, es parte del pasado de España”. Y tanto que lo es. Y parte del presente también.
Si esta placa, como algún que otro medallón frecuentemente atacado con pintura, son parte de la Historia de nuestro país, no deberían estar a la intemperie, expuestos a las inclemencias del clima abulense. Que tanta sorna no le abrume, querido lector. Estos objetos hace mucho tiempo que deberían haber sido retirados POR SENSIBILIDAD y si me apuran, bastaría con haberlos almacenado en un recinto visitable. Jamás a modo de homenaje (eso es lo que parece en pleno siglo XXI y con una Ley de Memoria Histórica mediante), claro está, sino a modo de educación para los burros las generaciones venideras.
Y no. Ni he vivido una guerra ni una posguerra ni he pasado hambre ni he tenido que trabajar desde niño para ayudar a mis padres. Me ha bastado con leer algún libro de vez en cuando (ya que fui educado en colegio religioso y no se llevaba mucho eso del pensamiento racional/crítico…) y gracias a eso, pensar QUE EN UN PAÍS DEMOCRÁTICO -DE VERDAD- NO SE CONSENTIRÍA ESTA CLASE DE DESVERGÜENZAS, ESAS FALTAS DE RESPETO Y DE HUMANIDAD EN PLENA CALLE.
No deberían hacer falta leyes para imponer lo que es justo y de sentido común.Mucho mejor, donde va a parar.
Ésta sí es la Marca España®. Despachar una sangrienta represión (porque llamarlo genocidio sería exagerado, ¿no?) con una mal llamada Transición, una Ley de Amnistía, dos palmaditas en el hombro y un pelillos a la mar. Ni un mal juicio en un juzgadillo de primera instancia. Mientras tanto, y hasta hace dos días como aquel que dice, una calle dedicada al Generalísimo (superlativo de general), otra al Alférez Provisional (el único bueno que conozco es éste: http://www.youtube.com/watch?v=WyT9xMENtqc) y otra dedicada a la fecha del glorioso levantamiento nacional, 18 de Julio.
Ésto, con Franco, no pasaba.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Franco en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: