Nostalgia

17/08/2013 § 2 comentarios

Muchos ya me conocen. Oyen una y otra vez mis diatribas y discursitos sobre los temas de siempre. Me pongo muy vehemente, me vengo arriba, me pongo insoportable… hasta se podría decir que me pongo gilipollas.
Sé que no voy a convencer a nadie. Más aún, con mis parrafadas a más de uno (y una) caeré mal.
A mi edad, y peinando canas (cosa que yo mitificaba como imán de mujeres, ingenuo que es uno), la popularidad y el ‘ser majo’ con todo el mundo son conceptos que no me van mucho.

¿A qué vienen estas líneas/chorradas? A ésto:

Con dos cojones.
Y a propósito de: http://avilared.com/not/6312/_lsquo_fin_de_la_cita_rsquo__franquista_junto_a_la_muralla/

Vamos a lo importante, a la leyenda:
“Franco. En esta ciudad cuna de Santa Teresa de Jesús y capital de la provincia que vio nacer a la gran reina Isabel La Católica, no se tolerarán ofensas a la moral de Cristo bajo ningún pretexto. Ávila es leal; no traicionará a los caídos durante la cruzada gloriosa por Dios y por España. Ávila, Mayo, 1941. ¡Arriba España! ¡Viva Cristo Rey!”

Me dan ganas de cerrar el post aquí.
Continuaré un poco más, más que nada, porque nos esforzamos bombardeando las redes sociales para que os paséis a leer nuestras mierdas…
¿Por qué estos vestigios del pasado siguen en nuestras calles? ¿Por qué se toleran calles con nombres de héroes franquistas? El anterior Gobierno intentó erradicar todos estos recuerdos nostálgicos, pero su acción fue tibia y timorata. Los tiempos de la Memoria Histórica (se habla más de este término en los comentarios de una noticia al azar en la edición digital de El Mundo que en cualquier pleno de ayuntamiento), you know.

¿Qué hace aún esta placa en una calle de Ávila? ¿Cual es el propósito, el de verdad?
Cada vez que pregunto ésto a un nostálgico, siempre recibo la misma respuesta: “te guste o no, es parte del pasado de España”. Y tanto que lo es. Y parte del presente también.
Si esta placa, como algún que otro medallón frecuentemente atacado con pintura, son parte de la Historia de nuestro país, no deberían estar a la intemperie, expuestos a las inclemencias del clima abulense. Que tanta sorna no le abrume, querido lector. Estos objetos hace mucho tiempo que deberían haber sido retirados POR SENSIBILIDAD y si me apuran, bastaría con haberlos almacenado en un recinto visitable. Jamás a modo de homenaje (eso es lo que parece en pleno siglo XXI y con una Ley de Memoria Histórica mediante), claro está, sino a modo de educación para los burros las generaciones venideras.
Y no. Ni he vivido una guerra ni una posguerra ni he pasado hambre ni he tenido que trabajar desde niño para ayudar a mis padres. Me ha bastado con leer algún libro de vez en cuando (ya que fui educado en colegio religioso y no se llevaba mucho eso del pensamiento racional/crítico…) y gracias a eso, pensar QUE EN UN PAÍS DEMOCRÁTICO -DE VERDAD- NO SE CONSENTIRÍA ESTA CLASE DE DESVERGÜENZAS, ESAS FALTAS DE RESPETO Y DE HUMANIDAD EN PLENA CALLE.
No deberían hacer falta leyes para imponer lo que es justo y de sentido común.Mucho mejor, donde va a parar.
Ésta sí es la Marca España®. Despachar una sangrienta represión (porque llamarlo genocidio sería exagerado, ¿no?) con una mal llamada Transición, una Ley de Amnistía, dos palmaditas en el hombro y un pelillos a la mar. Ni un mal juicio en un juzgadillo de primera instancia. Mientras tanto, y hasta hace dos días como aquel que dice, una calle dedicada al Generalísimo (superlativo de general), otra al Alférez Provisional (el único bueno que conozco es éste: http://www.youtube.com/watch?v=WyT9xMENtqc) y otra dedicada a la fecha del glorioso levantamiento nacional, 18 de Julio.
Ésto, con Franco, no pasaba.

De España y la madre que la parió

12/07/2013 § 1 comentario

La sangre me hierve en estos días.

No es sólo por los cuerpos femeninos al sol. Es la CONTABILIDAD B, estúpidos!
Para el que escribe, la única labor que debe realizar cualquier político con la mayor excelencia es la gestión económica, eficiencia y eficacia con cada jodido euro recaudado. ¿De qué sirve construir un polideportivo en un pueblo si luego quitas el servicio de urgencias? ¿De qué sirve crear una red de infraestructuras centralistas si acabas ahogando -y después condenando- regiones enteras? ¿De qué sirve cruzarte España de punta a punta en 7 horas si tienes que esperar 7 meses para hacerte una radiografía?

Resulta que desde Europa nos sugieren elevar la presión fiscal, los impuestos vamos…(pongo este artículo entre otros millones que hay: http://economia.elpais.com/economia/2013/04/29/actualidad/1367227073_706387.html)
¿Sus fundamentos? El siguiente informe del Eurostat: http://europa.eu/rapid/press-release_STAT-13-68_en.htm. Repasando un poco los datos, se puede ver claramente que, tanto los impuestos personales (IRPF) y a las empresas (I.Sociedades) como el que grava el consumo, nuestro I.V.A. (V.A.T. en el informe), no son precisamente los más bajos de Europa. El problema de España es la RECAUDACIÓN. Naturalmente, ésta es otra de las consecuencias del alto desempleo y a la permisividad con la creatividad contable, también llamada FRAUDE FISCAL de nuestras empresas.

¿Lo quiere en caja de puros o en bolsa con el símbolo del dólar?

¿Lo quiere en caja de puros o en bolsa con el símbolo del dólar?

Bien. Con este panorama, va nuestro querido amigo, el bueno de Luis Francisco Bárcenas Gutiérrez va y suelta que el partido en el gobierno, con el Presidente a la cabeza y toda su cúpula son unos (presuntos) ladrones. ¿Qué le mueve a hacer eso? ¿Qué fin persigue al guardar COPIA ESCRITA de cada uno de los sobornos/regalitos que entregaba a esos políticos? ¿Era una forma de garantizarse la poltrona a costa del chantaje?

Estos demócratas-de-toda-la-vida fueron los que impulsaron en el 2002 la nefasta Ley de Partidos. Básicamente lo que se buscaba era sacar a Batasuna y Cía. de cualquier institución (texto de la ley: http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo6-2002.html).
Vuelvo al principio del artículo: a mi me da exactamente igual si un concejal vasco condena un atentado o no. ¿Qué importa que haya una ley que les amenace con la ilegalización si no salen públicamente a posicionarse en contra de la violencia? Si está mintiendo, ¿bastaría con que sea creíble frente a las cámaras? Eso es ridículo, allá cada uno con su conciencia. La colaboración con banda armada o la apología del terrorismo son delitos contemplados en el Código Penal. La FINANCIACIÓN ILEGAL de un partido NO. Si a eso le sumas el putiferio de los organismos de control (Tribunal de Cuentas, Banco de España, CNMV,…) no es de extrañar la situación actual del país.

¿Apalancamiento? ¿Riesgo sub-prime? FU-SIÓN!

¿Apalancamiento? ¿Riesgo sub-prime? FU-SIÓN!

Me importa un bledo si es Ud. nacionalista, proetarra, mormón o testigo de Jehová. Hay leyes por si Ud., en pleno ejercicio de su libertad individual, se pasa de la raya e invade o perjudica la libertad colectiva. Pero YO NO ME QUEDO INDIFERENTE si Ud. se está llevando muerto el dinero DE TODOS (la cesta de la compra cada vez más cara, las tasas universitarias por las nubes, impuesto de basuras DOBLE…) o nos acaban crujiendo sus amigos/grandes empresarios en base a subir el peaje de la autopista, pagar un seguro de salud privado o subiendo la tarifa de la luz para que su culo quede cómodo en un futuro consejo de administración.

¿POR QUÉ AÚN NO HA DIMITIDO RAJOY? ¿Por qué no ha dimitido aún el gobierno en pleno? ¿Qué tiene que ocurrir -MÁS- para que eso suceda? Los diez millones (10 MILLONES) de españoles que les votaron, ¿dónde están? Los que aún van a los mítines de MariLoli, ¿por qué le siguen llamando ‘guapa’?
20 años robando. 20 AÑOS. Y siguen sin reconocerlo. Y más aún, dicen que “no les consta”.
Que no se me acuse de partidista. El PSOE no es opción actual de gobierno (sin candidato y sin equipo, no hay más que preguntarse por qué aún no han presentado una moción de censura a Rajoy) y tiene unos cuantos problemas de corruptelas en su cortijo andaluz. Los nacionalistas tampoco han exigido esa moción porque no verían incrementada su presencia en el hemiciclo. Los únicos que están a favor son los partidos que se verían beneficiados por el desgaste del bipartidismo, UPyD e IU.

¿Y después de ésto qué? Me imagino quien está detrás de todo ésto de Barcenas y tal y oler, huele aún peor.
¿Qué haremos con nuestro país? ¿Haremos como en Alemania en el ’33? ¿Entregarlo a la ultraderecha? ¿Entregarlo a una candidata-gangster “absolutamente abochornada” de la corrupción de su propio partido (claro que recalificar fincas por las que pasa el AVE en Guadalajara, “convencer” a Tamayo y Sáez, que te toque la trama Gürtel a medio equipo, colocar a Blesa para que acabe de quebrar Bankia, que sus acólitos hayan sacado tajada de la privatización de la sanidad madrileña y demás cositas no es corrupción, que quede claro…) y de otro gangster, un tipo peligroso, el del juicio paralelo del 15-M para subir las ventas de su periódico?

¿El futuro de España?

¿El futuro de España?

De verdad, ¿NO HAY NADIE AHÍ? ¿Alguien que no sea capaz de dinamitar su propio partido para alcanzar el sillón más alto?
“What difference does it make?” cantaba Morrissey al frente de unos jovencitos Smiths…

Einstein, Duperier o la automutilación científica española

16/05/2013 § 2 comentarios

No deja de impresionarnos a día de hoy la poca visión de futuro de nuestros dirigentes políticos. Es inconcebible un futuro como país sin una clara y contundente apuesta en investigación, desarrollo e innovación, lo que hoy conocemos como I+D+I. El corte de primas a las energías renovables es un claro ejemplo de ello. La industria que estaba llamada a convertirse en el pilar de nuestro país, en la que éramos líderes y exportadores de tecnología, arrasada de un día para otro. Las causas y consecuencias de esa decisión serán objeto de otra entrada. Hoy quería hablarles de ese desprecio, tan nuestro, hacia la ciencia y la innovación, ¿es algo nuevo? Me temo que no.

España ya tuvo una gran oportunidad de convertirse en una potencia científica de primer orden a finales del primer tercio del siglo XX, y como no podía ser de otra forma, la desperdició.

Corría el año 1923 cuando el gran científico alemán Albert Einstein visitó España para dar una serie de conferencias. Su estancia significó para la ciencia española, que se encontraba en pleno auge y desarrollo, el empujón que necesitaba para igualarse a las vecinas potencias europeas. El propio Einstein quedó muy satisfecho de su breve estancia en nuestro país y años más tarde, el Gobierno de la Segunda República, aprovechó ese hecho para ofrecer al genio alemán un proyecto ilusionante como Catedrático de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid.

Image

Einstein aceptó la propuesta, pero el sueño duró poco. El desarrollo de una verdadera estructura científica se vio truncado con la llegada de la Guerra Civil. Además, el panorama político europeo, con la llegada de Hitler al poder, no ayudaba a la situación de un judío y pacifista como Einstein, por lo que el científico alemán decidió finalmente instalarse en Princeton.

Un caso mucho más cercano es el del Sabio de Pedro Bernardo, el físico Arturo Duperier. Destacó especialmente por sus estudios de la radiación cósmica, por los cuales llegó a ser propuesto para el Premio Nobel de Física en 1958. Partidario del bando republicano, cuando finalizó la contienda se exilió a Londres. En Inglaterra ejerció como profesor de la Universidad de Birmingham y del Imperial College. Allí continuó sus investigaciones sobre los rayos cósmicos, en las que fue una autoridad mundial al lado de el profesor Blachett, (Premio Nobel de Física en 1.948) junto al cual trabajaría durante 15 años.

Image

Sería en 1953 cuando por iniciativa del entonces ministro de Educación Joaquín Ruiz Giménez retornaría a España como catedrático de Geofísica. Dos meses después de su regreso, el Departamento de Investigación Científica y el Imperial College de Londres le hicieron donación de sus instalaciones que, con tanto éxito, había creado en Inglaterra. Pero esas instalaciones nunca llegaron, a pesar de los esfuerzos del físico.

Duperier, que destacó como experimentador, quedó relegado a la impartición de cursos teóricos a su vuelta a España. Siendo absolutamente ignorado por los medios de la época.

¿Por qué España no pertenece al Primer Mundo? Cinco puntos fundamentales.

25/04/2013 § 5 comentarios

1. Una democracia poco desarrollada

Treinta y cinco años son insuficientes para la fortaleza de una democracia parlamentaria. Son insuficientes para generar mecanismos de autoajuste.
En España se ilegalizan partidos en pleno siglo XXI. La democracia no debe ser acotada. Se requiere la participación de todos, guste más o menos el ideario del partido. Los demócratas-de-toda-la-vida no hacen honor a tal apelativo.
La corrupción política a todos los niveles está asumida. Concursos públicos opacos, arquitectos-estrella, favores a amiguetes, enchufismo,… fondos de la UE destinados a infraestructuras inútiles e innecesarias (aeropuertos y Alta Velocidad).

Luis I El Cabrón

Es difícil entender que los miembros del Tribunal de Cuentas (el órgano de supervisión económico-financiera del sector público estatal, autonómico y local, así como de la contabilidad de los partidos políticos) sean políticos.
Es difícil entender que partidos políticos persigan a jueces por investigar sus (presuntos) delitos.
Esa manía del Delegado de Gobierno de turno en soltar a los perros ante cualquier protesta social.
La (ir)responsabilidad de los medios de comunicación, intoxicando y radicalizando a los ciudadanos hasta convertirles en hooligans políticos, por propio beneficio. Servilismo que se recompensa con licencias de TDT o prebenda similar.

2. La rémora del franquismo

Consecuencia directa del anterior punto. O viceversa.
En Alemania o Italia (por citar dos democracias europeas cercanas) es impensable dedicar plazas y calles a golpistas o dictadores. La interpretación de la historia no debe ser tergiversada. Cualquier jovencito alemán ha sido educado sobre los horrores que causaron sus antiguos líderes y es la mejor forma de asegurar que errores del pasado no se vuelvan a cometer.

“Algo debe cambiar para que todo siga igual”

España es el único país en el que triunfó el fascismo. Yendo más allá, el Régimen no fue derrocado sino prorrogado (“Lo dejo todo atado y bien atado”), situación que no se asemeja a la ocurrida en otros países con menor tradición democrática que España (la llamada Primavera Árabe). El franquismo tuvo dos greatest hits: el atraso económico-social del país con respecto a Europa y el atraso cultural, de toda una generación de brillantes artistas que vieron sus pellejos en peligro.
Las tropelías cometidas durante la posguerra no serán investigadas y menos aún, juzgadas. Se explica sabiendo que hay partidos políticos que se niegan a condenar el franquismo a día de hoy.

3. La inexistencia del laicismo

Los ministros juran sus cargos delante de un crucifijo. Los días festivos son festividades religiosas. Miembros de la Iglesia en los consejos directivos de las cajas de ahorros (inmersas en un proceso obligado de concentración y fusión). Se recortan los presupuestos de educación pública pero no se tocan las subvenciones a la educación concertada. Leyes que son atacadas o rebajadas por la presión de la Conferencia Episcopal Española.

“Equis! Uve! Palito!”

Es ridículo plantear la separación efectiva Estado-Iglesia. Según datos de la propia CEE, el Estado otorga 12,5 millones de Euros mensuales para “el sostenimiento básico de las diócesis” (150 millones al año, prácticamente 25000 millones de pesetas) a lo que hay que añadir rebajas fiscales: exención de contribuciones especiales, exención de Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras,… De lo que no se habla es de la exención del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles estipulado en la Ley de Mecenazgo de 2002 (se estima en 100.000 propiedades a lo largo de la Piel de Toro). Tampoco se menciona el destino de las obras sociales de las Cajas de Ahorro dedicadas a la restauración de monumentos, entre ellos muchos inmuebles propiedad de la Iglesia (así que, llámenme malpensado, yo creo que el cepillo no se utiliza para mejorar rosetones y bóvedas de crucería).

4. Una clase empresarial caduca y medieval

Una lacra absoluta. Las grandes empresas españolas son, en su mayoría, la privatización de los antiguos monopolios estatales, eso que se denomina campeones nacionales. Empresaurios incapaces para la gestión y la competitividad que ello implica. Auténticos negreros de tiempos pretéritos, previos al sindicalismo. El miedo al despido se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de los españoles y en el arma perfecta para la sodomización al trabajador. Se ha aprovechado durante esta crisis a otorgar mayor poder al empresario frente al trabajador, circunstancia aprovechada para reducir plantillas por aquello del qué-dirán-los-accionistas y para masacrar directamente en los convenios colectivos.

Conciliación laboral y familiar.

Por no hablar del fraude fiscal. Todos los desfalcos y mamoneos de las grandes empresas son el cáncer más grande de este país y el que nos arrastra al sumidero tercermundista. Como agravante, las PYMES (auténtico motor económico) son fritas a impuestos y la burocracia para su constitución sigue siendo cara e interminable.

5. El carácter español

Un Pueblo aborregado y pasota, incapaz de elaborar juicios propios y no ser manipulado. ¿Qué más tienen que hacer los gobernantes en Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña o Andalucía para echarlos a patadas?
Un Pueblo egoísta y cainita, incapaz de involucrarse en el progreso común.

“Soy español. ¿A qué quieres que te gane?”

Un Pueblo inculto. Tasas de analfabetismo y fracaso escolar INACEPTABLES. Tasas de lectura y comprensión lectoras INACEPTABLES. Faltas de ortografía INACEPTABLES. Nivel de idiomas INACEPTABLE. Shares televisivos INACEPTABLES. Noticias como ésta: http://www.abc.es/20120221/deportes-futbol/abci-museo-barca-tercero-visitado-201202211642.html INACEPTABLES (sin coñas, gracias). Que los Gobiernos dediquen esfuerzos en promover la incultura (subiendo tasas, creando cánones, penando el comparto de archivos) es desesperante.
Un Pueblo racista, machista y homófobo. Las diferencias salariales son excusa suficiente para poner responsables al extremo de una soga. Una sociedad moderna es incompatible con todo tipo de discriminación.

Debate Sobre El Estado De Las Series Nacionales (segunda parte)

19/02/2013 § 2 comentarios

Para no extendernos en exceso y no deprimir al lector, obviaremos la crítica sobre subproductos de ficción, como culebrones, refritos en TDT y demás anguilas limpiafondos. Una vez aclarados los términos del debate, procedemos al análisis pormenorizado.

‘Cuéntame’, ‘Isabel’, ‘Águila Roja’ y ‘Stamos okupa2’ son los buques insignia del ente público.
La serie de los Alcántara llega a su temporada 14 con un gran dato de audiencia (casi 4 millones, 18%). Acusa un desgaste natural y seguramente, antes de que el olor a naftalina sea asfixiante y mientras los datos de audiencia acompañen, debería plantearse la jubilación de la serie, un retiro dorado, dejar alto uno de los emblemas de la casa y una serie de éxito exportada a otros países, antes de arriesgarse al batacazo y la cancelación.

“De tú, Antoñito, de tú”

‘Isabel’ y ‘Águila Roja’ intentan hacerse un hueco en la tradición de TVE por las series históricas. Hasta ahí loable. El resto, infumable. Lo único reseñable de ambos productos es la deplorable interpretación (si se le puede llamar así) de ‘actores’ y ‘actrices’. Auténticos maniquíes de exposición en decorados de cartón-piedra a 600.000 y 900.000€ el capítulo, respectivamente.
‘Stamos okupa2’ es un engendro de tal calibre que debería ser denunciado. Confío en que, en cuanto se acabe el confeti, el Ministerio de Sanidad se ponga manos a la obra. Producción purulenta, resultado infame.
Sra. Maura, ¿qué hace Ud. ahí? Ni extraña su horario ni extraña su share (4%). Ya tardan en cancelarla.
En estos tiempos oscuros, es muy enervante ver en que se invierten nuestros impuestos: no sé si es peor que vayan derechitos a la cuenta bancaria de Michelle Jenner o en ver a la pareja Arias-Echanove metiéndose chuletones, costillares, paellas, mariscadas y vinitos de la tierra entre pecho y espalda como si no hubiera un mañana.

Por su parte, en Antena3, Gran Hotel (se comentó antes que no se criticarían culebrones…ésta por poco no lo es) tiene alguna crítica positiva, algún actor potable (rescatada Concha Velasco para la causa)… en su contra, es una copia vulgar de las británicas ‘Downton Abbey’ (Julian Fellowes, ITV, 2010-?) y de ‘Arriba y abajo’ (Marsh-Atkins, ITV, 1971-1975); ésos sí que son dramas de época, alabados por la crítica. Cuesta reconocer a Cata… a Amaia Salamanca quise decir, con ropa.
‘El Barco’ y ‘Fenómenos’ se podrían describir como dos bolsas de basura de las que rezuman mientras las llevas al contenedor.
Una, la forma barata y chapucera de querer ser ‘Lost’. Cuerpos juveniles, desnudos demasiado ocasionales, exceso de hormona (me-sube-la-bilirrubina-cuando-te-miro-y-no-me-miras) y de creatina, tramas absurdas y algún que otro efecto especial de regional preferente. Bodrio.

Poniéndose cómodo para la lectura de los contadores.

La otra, una procesión de peleles sin dirección con unas dotes para la comedia dignas de crash test dummies (al final a eso queda reducido el espectador) y muchos interrogantes en mi cabeza: ¿todavía con personajes estereotipados? ¿no había más push-up disponible para Kira Miró? ¿actores rebotados de otras series? ¿Miguel Rellán? ¿En serio?… ¿ALEJO SAURAS? García Velilla, campeón. ‘Siete vidas’ tenía su punto. Te estás pasando.
¿Qué se obtiene si mezclamos en una coctelera ‘El internado’, El orfanato (J.A.Bayona, 2007) y una pizquita de hombres-lobo? No, Iker Jiménez no tiene nada que ver. Es una serie entera: ‘Luna, el misterio de Calenda’. Irregular como poco.
En un inexplicable pero auténtico milagro de Navidad, ‘Con el culo al aire’ ha sido renovada por otra temporada. Próxima defunción.

Telecinco se lleva la palma.
Han dado el golpe con ‘La Que Se Avecina’, arrebatando a A3 los sobrinos de Jose Luis Moreno (“se te llena la boca diciendo GA-LA”), los creadores. Supera a su predecesora, respetada por la crítica, grandes datos de audiencia, pese a la deriva de desbarre de las últimas temporadas -ya van seis y pronto serán siete-.
‘Aída’ es un misterio. ¿Cómo una comedia chabacana y garbancera puede llegar a su décima temporada? García Velilla, again. Una spin-off que acaba siendo un pilar de Vasile. Al menos, el humor que destila encaja muy bien en la línea de la cadena. Burdo.
Hay que agradecer que liquidaran ‘Hospital Central’. Un compendio de clichés médicos copiados de series americanas: el médico-milagro gruñón (hola Gregory!), los folleteos indiscriminados (hola Grey!), las enfermeras-cotorras (hola ER! hola Scrubs!)… 20 temporadas en 12 años, a un ritmo ridículo de culebrón venezolano. Que no se detengan. Ahora toca ‘Frágiles’.
La “novedad” de la cadena es ‘Familia’, un híbrido comedia-drama, de lo más convencional que se puedes echar a la cara uno. Actores desubicados (en especial las hijas, LAMENTABLES), empacho de azúcar y conservadurismo. Ni un atisbo imaginativo. Un asco, vamos.

Vergüenza.

Las cadenas más jovencitas, Cuatro y laSexta, emplean su dinero (vamos, el de Lara y Vasile) en comprar serie americana de calidad (‘Homeland’, ‘Black Mirror’, ‘Boardwalk Empire’ o ‘The Walking Dead’) así que nada que reprochar.

En los últimos años se ha potenciado el formato de la webserie: más barata y menos dependiente de la publicidad (dando cabida así a la CREATIVIDAD). Puede ser un parche o también una oportunidad para resarcir al espectador con criterio. ‘Ciudad K’ (Jose Antonio Pérez, TVE -pasó sin pena ni gloria por La 2-) es un gran ejemplo. Ojalá cunda.

Y usted, querido lector, que se ha tragado semejante diatriba (cosa que le agradezco) se preguntará: ¿no se produce en España alguna serie de calidad?
Y la respuesta es SÍ. Claro que existen.

Cuidando los detalles.

Dos ejemplos son las miniseries de producción propia de Canal+ ‘Crematorio’ (Jorge Sánchez-Cabezudo, 2011) y ‘Qué Fue De Jorge Sanz’ (David Trueba, 2010). Series originales, atrevidas, que tocan fibra sensible (trapicheos en plena burbuja inmobiliaria/el fracaso personal como autoparodia) y realizadas con gusto y con talento. Dos obras de autor.
Mi recomendación encarecida.

Debate Sobre El Estado De Las Series Nacionales (primera parte)

13/02/2013 § 8 comentarios

Las series en España, como el resto de la programación televisiva, dependen única y exclusivamente del share, ese dichoso porcentaje que sirve de referencia relativa (así se salva la diferencia poblacional entre países) para audiencias.

No es necesario un gran presupuesto para realizar una gran serie.
Una sitcom de libro, como ‘Seinfeld’ (Larry David-Jerry Seinfeld, NBC, 1989/1998) o ‘Frasier’ (Angell-Casey-Lee, NBC, 1993/2004), se concentra en un par de sets (el domicilio del protagonista y una cafetería habitual, por ejemplo). Nada de tomas aéreas, pirotecnias, trajes de época o doscientos extras.
No es necesario contar con un elenco de estrellas para atraer a las masas.
Ahí tienen ustedes los casos de ‘Lost’ (J.J. Abrams, ABC, 2004/2010) o ‘The Walking Dead’ (Robert Kirkman, AMC, 2010/?). Actores semidesconocidos o completamente desconocidos que acaban cobrando millones de dólares por capítulo grabado.

¿Qué tienen en común todos esos shows? Una buena idea. Más o menos arriesgada. Eso y alguien al volante con talento para escribir.
Hemos desmontado algún cliché. Entonces… ¿dónde falla la ficción española?

Para un correcto análisis de la ficción nacional actual, partamos de ciertas premisas:

1º Los canales no están dispuestos a arriesgar un euro en un producto, ya no de calidad, sino diferenciador.
¿Ha tenido Ud. la sensación de estar viendo de nuevo la misma serie? ¿Diría Ud. que ve encasillados a actores/actrices en los mismos papeles de siempre? Si una de las mejores series de todos los tiempos, ‘The Wire’ (David Simon, HBO, 2002/2008), se hubiera realizado en nuestro país, ¿cuánto habría durado en la parrilla? Recordemos que “sólo” pudo obtener porcentajes de audiencia muy discretos… Tramas complejas, temas incómodos, escenas que te dejan el estómago revuelto, ultrarrealidad… Sin recurrir a cafradas de Resines y cía. o jamelgas enseñando pernil no habría llegado a una segunda temporada.

2º Los anunciantes esperan los datos de audiencia para apostar fuerte en publicidad.
No falla, sube el share y aparecen los patrocinios y los product placement (¿no se ha teletransportado mentalmente a la cocina de ‘Médico de familia’? ¿los tetrabricks de zumo y leche ‘de marca’ en la mano de la Juani? Sí, sí, ese con gafas nerd es multimillonario y esa… ¿esa…es…era…Belén Rueda?).
Series para adolescentes, publicidad para esas edades. Los expertos lo llaman segmentar el mercado, los famosos targets. Entonces, no hace falta ser un genio para descubrir las brillantes (y “originales”) ideas que surgen en las reuniones creativos-directivos: repetir esquemas apolillados.
¿Qué te garantiza que jovencitas y jovencitos (y no tanto) se queden pegados a la pantalla, deseando que llegue el próximo episodio-dosis? Seguro que Ud. ya ha obtenido la respuesta.

3º El telespectador español medio es un ignorante funcional incapaz de distinguir el jamón serrano del chopped.
“Yo es que veo series para pasar el rato”. “Argh… ¡qué día más largo! estoy taaaaaan cansad@… mira, me pongo la tv/tiro de streaming  y me trago lo que sea” (benditas palabras).
Después de un día arduo, el cuerpo no te pide ni ajustes de cuentas ni reflexiones sobre el inexorable fin de tus días. O una comedia que no insulte al espectador. El ‘todo-vale’ se traduce en elegir casi siempre la opción fácil.
Imagine tener que pensar en el inmenso anacronismo de un ninja en la España medieval (ni el Doctor Who, oiga). Imagine el esfuerzo necesario para creerse a Alejo Sauras en papeles de prepúber. Imagine como no acudir al juzgado de guardia más cercano tras ver a un cantante-de-cuyo-nombre-no-quiero-acordarme revolcarse por encima del capó de su coche pegando tiros hasta hacer estallar un camión-cisterna de Petronor.
A ver, Mario, machote… tenemos a unos contrabandistas apuntándote con ballestas, un explosivo en plena cuenta atrás, tu churri suspendida sobre un tanque de ácido y tú vas y te quitas la camiseta. ¿PERO ÉSTO QUÉ ES?

Con esa audiencia potencial, a lo más que se arriesgan las productoras es a copiar (el verbo más apropiado sería ‘fusilar’) formatos del extranjero. Y ahí tienen ustedes, partiendo de la idea de ‘3rd Rock From The Sun’ (Bonnie y Ferry Turner, NBC, 1996/2001, lamentablemente denominada aquí ‘Cosas De Marcianos’), una comedia disparatada, fresca y original, llegamos a ‘El inquilino’ (diarrea protagonizada por Jorge Sanz, despachada a los 13 episodios) o partiendo de la excelente ‘Life On Mars’ (la británica, claro) llegamos a ‘La chica de ayer’ (sin comentarios).

Seguramente éstas sean las razones más importantes del anquilosamiento de creadores (que los hay, y buenos, en este país), del conformismo de directivos y anunciantes (¿qué hacemos, una serie sobre los entresijos del poder y las diferencias sociales o mejor ponemos a Teté en camisetita de tirantes transparente?) y en definitiva, la explicación de la baja calidad de la tv actual.

Continuará…

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con españa en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: