De aeródromos y dominicos

18/06/2014 § 2 comentarios

El presente en Ávila -como pasa en el rock o el pop– deja mucho que desear y el futuro pinta aún peor, así que solo nos queda la opción de mirar atrás para descubrir nuevas historias. Hace poco que gracias al gran trabajo de muchas personas hemos descubierto como se diseñó el derribo de la Real Fábrica de Algodón (http://los4palos.com/2014/03/04/poder-contra-verdad-una-verdad-incomoda/). Pero Ávila esconde muchas más historias, como mínimo, interesantes.

La ciudad de Ávila fue un lugar de vital importancia para la victoria del golpista General Franco en la Guerra Civil.  La tristemente célebre Legión Cóndor tuvo como base la ciudad abulense y para ello se construyó un aeródromo situado entre el santuario de Sonsoles y el río Chico, el Aeródromo Cruz de Los Llanos. Se puede decir que Ávila inició la moda de un aeropuerto en cada pueblo.

Para entender su importancia en la Guerra Civil decir que llegó a alojar hasta un centenar de aviones de guerra alemanes desplazados por Hitler para ponerlos a prueba de cara a su ofensiva europea.  Debido a ello, además, se instaló un potente sistema defensivo antiaéreo en diversos puntos estratégicos de la ciudad y su entorno. Incluso es posible que algunos de los aviones que el 26 de abril de 1937 bombardearon Gernika despegasen del aeródromo abulense.

Imagen

 

La Legión Cóndor utilizó como principal lugar de alojamiento el Monasterio de Santo Tomás, en cuyo recinto y para uso de los legionarios alemanes se instaló, en una de las aulas del Claustro de los Reyes una capilla –tócate las narices- protestante, a la que los dominicos -tócate las narices one more time– hicieron oídos sordos. Tanta lucha antiluterana para acabar montando una capilla protestante en tu propia casa.

Concluida la Guerra Civil, la vida útil del aeródromo se extenderá más allá de la contienda. El 27 de junio de 1957 se informa de que han sido devueltos los terrenos destinados a la pista del aeropuerto y las instalaciones a sus propietarios, excepción de una franja de 1.450 X 100 m que continuará funcionando como pista de aterrizaje y despegue. El 21 de mayo de 1964 se devuelven los terrenos restantes, excepto una pequeña parte que se destinará a polvorín.

 

Imagen

Anuncios

Referéndum al tun tun (Director´s cut)

27/12/2013 § Deja un comentario

Continuación libre del relato comenzado en los4palos.com

-No- Respondió el otrora pelo largo.

El resto bajaron la mirada al suelo. Sabían que estaban perdiendo una buena oportunidad. Que podrían empezar a comer gambas y jamón sin robarlo en el supermercado.

-No hemos realizado tantos esfuerzos para vendernos al sistema tan fácil. No así, no de esta manera.- Prosiguió.

– Sabéis lo que eso significa, ¿no?- Dijo la mano derecha del alcalde.

Le miraban todos con cierto respeto, sabían que en esos momentos podía ser peligroso. Siempre se sintió a gusto en esas circunstancias.

-Quedáis automáticamente expulsados de la ciudad. Vuestras cuentas de Twitter y el blog son ahora propiedad del Ayuntamiento y espero que no tengáis la osadía de volver por aquí. Seré implacable con vosotros.

-¿Y los de La Colonoscopia?- Preguntó uno de ellos.

-Ya se les advirtió. Quedan detenidos, se les proyectará el mensaje navideño del Alcalde varias veces al día como castigo. Además, usan el Photoshop sin licencia. Han llegado demasiado lejos.

*****************

La puerta se abrió y la luz les cegó por completo.

-Todo ha terminado.- Esa voz les sonaba. Si, era la del viñetista.

-Pero, ¿cómo?- Dijo uno de ellos mientras las arrobas y almohadillas le retumban en la cabeza.

-Rápido, no hay tiempo que perder. Os lo explicaré por el camino- Contestó.

Tenían un largo trayecto y no disponían de coche, así que tomaron prestado el Murallito. Había pasado más de un año desde el trágico incidente. El viñetista les fue contando lentamente toda la historia, solo él se quedó en la ciudad, no le dieron opción. Le necesitaban para el diario local, se vio obligado a hacer viñetas sobre políticos de la oposición muy denigrantes, además le vistieron de Pedrolo como mofa. Pero cuando nadie se lo esperaba todo cambió. Después de las elecciones locales los tres partidos de la oposición habían anunciado una alianza que pondría patas arriba la ciudad. Aun faltaba un mes para el acto de investidura. Todo el mundo estaba desconcertado. Así que se decidió a sacarles del sótano donde estaban siendo vilmente torturados y a reunir de nuevo a los integrantes de Los 4 Palos. La gente necesitaba saber qué estaba pasando.

La primera parada fue Extremadura. El de los ojos azules se había dedicado a la novela, a la novela erótica concretamente. Su producción en ese año había superado ampliamente a la de César Vidal, algo inaudito. Sus novelas habían triunfado en un sector de la población interesante, las señoras de cincuenta años devoraban sus libros y hasta Copedal le definió como el François de Sade del S.XXI. Se montaron en el tren y fueron hasta Benidorm. Poniendo copas a la tercera edad se encontraba el alto de voz grave, un año en aquel habiente le había introducido en las drogas experimentales, aunque nadie tuvo claro si era un hábito adquirido anteriormente.

Quedaban dos aun por recoger y el tiempo escaseaba. Debían estar en la ciudad amurallada antes de el acto de investidura del nuevo alcalde. El tercero se encontraba en Madrid trabajando en un periódico de tirada gratuita, su habilidad por el microrrelato le había llevado a escribir la página del horóscopo, algo que le había granjeado un cierto éxito dentro de los ambientes juveniles. Solo faltaba uno y dar con el no fue tarea fácil, se había retirado a un pequeño pueblo de la sierra de Madrid con su perro. La separación forzosa de sus cuentas de Twitter le había hecho una persona muy desconfiada y huraña. Tenía una pila con varias decenas de cuadernos donde seguía escribiendo tuits de forma melancólica.

*****************

Llegaron todos a Ávila pocas horas antes del acto de investidura. Prefirieron volver a reunirse en el Nº11 para verlo a través de internet mientras tuiteaban tan esperado acontecimiento. En aquella ocasión las personas online viendo el acto superaban las 20, sin duda el momento lo merecía.

-No se les ve mala cara a los concejales populares.- Comentó el alto de La Colonoscopia.

-Lo tendrán ya asumido.- Contestó el de los ojos azules.

Llegó el momento de los votos. Todos se miraron boquiabiertos. El concejal abrazable votaba a favor de los populares y tumbaba así la esperanza del cambio. El silencio en el Ayuntamiento era total.

-Mierda, ahora lo entiendo- Gritó el joven y guapo de La Colonoscopia.

– Esos tuits sin sentido, esa poesía de tres al cuarto, debí darme cuenta antes.

En efecto, el concejal abrazable estaba comprado, era un caballo de Troya dentro de las filas de la oposición. Todos se miraron, el largo viaje había sido en balde.

El síndrome de Trithemius

12/10/2013 § 1 comentario

Johannes Trithemius fue un monje alemán que vivió a finales del siglo XV y principios del XVI. Su labor, como la de muchos otros monjes escribanos, consistía en salvaguardar y proteger el legado cultural que habían recibido.

Gracias a su obra De Laude Scriptorum se saben cuáles eran las ideas que este benedictino tenía sobre la tecnología que estaba revolucionando aquellos últimos años del siglo XV, y que, según él, ponía en peligro, empobrecía y desprestigiaba la transmisión de la cultura. Se refería por supuesto a la imprenta

Algo más de cinco siglos después la sombra de Trithemius sobrevuela las murallas y se apodera de las almas de algunos políticos abulenses. Esta vez no es la imprenta lo que preocupa, sino internet y las redes sociales. El miedo y temor que suscitan recuerdan a lo que sufrió el monje escribano alemán.

El juego político en Ávila lleva mucho años sin moverse apenas unos centímetros. Televisión local al servicio del Ayuntamiento y la Junta, entrevistas en radios afines más suaves que las que realiza una madre a su hijo a la vuelta de una fiesta, periódico local que más bien parece un book fotográfico del alcalde de turno que un medio serio…

Y de repente llega internet, los blogs y las redes sociales, especialmente Twitter. Y los políticos, como ya le ocurrió a Trithemius hace siglos, en vez de entender el cambio y aprender a convivir con él, empiezan a tener sudores fríos y a ponerse nerviosos. ¿Qué necesidad tiene la gente de opinar públicamente? Se preguntan. ¿Es que no les vale con votar cada cuatro años?

Ellos, por no perder el carro de la modernidad, se abren una cuenta en esa red social. Faltaría más. Pero lo entienden mal. Esto ya no es una noticia del periódico local. Aquí la gente puede contestar, corregir e incluso criticar. Llegados a este punto existen dos opciones razonables: contestar con educación o no contestar. Pero fruto de el síndrome de Trithemius a estos políticos les da por coger su móvil y hacer llamadas más propias de la mafia de Nueva Jersey que de un partido político del Siglo XXI.

Tampoco hay que sacar las cosas de quicio. A nosotros no nos lee tanta gente, ni tampoco a ese blog abulense que tanto inquieta a algunos. Señores, el juego ha cambiado. Les vendría bien darse cuenta pronto.

A propósito de Ávila Medieval

12/09/2013 § 1 comentario

Una vez concluidas las fiestas, desde La Colonoscopia analizamos ciertos aspectos de la misma que no podemos pasar por alto.

Los disfraces:

Según la forma de disfrazarse en Ávila Medieval cohabitan cuatro tipos de grupos:

–          La gente que se disfraza con trajes baratos. Suelen ser gambiteros que lo mismo les da Ávila Medieval que la tomatina de Buñol o San Fermín. Su objetivo no es otro que estar desde las cinco de la tarde a vinates hasta que el cuerpo o la policía diga lo contrario.

–          La gente que se disfraza con trajes caros. Este es un grupo variado. Por una parte están los abulenses a los que les gusta ir bien vestidos y se gastan los cuartos. Por otra parte está la gente bien de Ávila que quiere impresionar a sus amiguetes venidos de Madrid con un traje a lo Felipe II. Y por supuesto también están en este grupo los concejales del ayuntamiento.

Image

–          El tercer grupo es el que más nos gusta a los de este blog. Es esa gente que utiliza el mismo traje para carnaval y para medievales. Esa es la gente que necesita este país. Gente austera de la que Merkel se sentiría orgullosa.

–          En el último grupo está la gente que no se disfraza. Mi opinión es que estos son votantes de UPyD. Pero es una teoría aún por desarrollar.

Mención aparte merecen las tenderas vestidas de cortesanas. Me pregunto por qué es necesaria una excusa como los medievales para que las mujeres vistan así. Debería ser algo constitucional. Si nos jactamos de ciudad accesible, los escotes de nuestras chicas deberían de ser prioritarios.

Espectáculos:

Como todos los años, los espectáculos son más de mortadela que de caviar. El programa sería muy completo si no fuese porque el 80% de los mismos se repiten a lo largo de los días varias veces. Uno de ellos destaca por encima del resto, me refiero a GZARKÚK, el increíble hombre orquesta. Así le definen en el programa de las jornadas medievales:

Personaje que habla en su propio idioma para crear un clima mágico allí por donde pasa… montado sobre un triciclo de madera, pieles, cuernos y multitud de instrumentos… gaita, alboka, acordeón diatónico, flautas, pitos, percusión y sonidos de la naturaleza”.

O como lo definirían en mi pueblo: “Un tío tocando la flauta en una bicicleta llena de mierda”. (http://www.youtube.com/watch?v=6_x97vElTAI)

El gran GZARKÚK actuó diez veces en el fin de semana de las jornadas medievales. Para que luego os quejéis cuando vuestro jefe os hace echar unas horitas de más…

Image

La actitud de la gente:

Veamos, querido conductor. Si para aparcar el coche uno se tuvo que dar tres vueltas alrededor del parque de San Antonio, además de rezar un Padre Nuestro y un Ave María…¿de verdad crees que vas a aparcar tu Mercedes en la jodida puerta de San Vicente?

Pero sin lugar a dudas, para quien esta fiesta supone algo más es para el irreductible grupo de perroflautas abulenses. El fin de semana de las jornadas medievales es su particular fiesta de la democracia.  Ese fin de semana en el que sus atavíos van acorde a los de la muchedumbre. Ese fin de semana en el que los ciudadanos no solo no llaman a la policía al presenciar sus batucadas y biodanzas, sino que lo celebran. Ese fin de semana en el que abren sus vinos de tetrabrik en el Chico sin que nadie les incordie. Este post va por ellos.

Image

Nostalgia

17/08/2013 § 2 comentarios

Muchos ya me conocen. Oyen una y otra vez mis diatribas y discursitos sobre los temas de siempre. Me pongo muy vehemente, me vengo arriba, me pongo insoportable… hasta se podría decir que me pongo gilipollas.
Sé que no voy a convencer a nadie. Más aún, con mis parrafadas a más de uno (y una) caeré mal.
A mi edad, y peinando canas (cosa que yo mitificaba como imán de mujeres, ingenuo que es uno), la popularidad y el ‘ser majo’ con todo el mundo son conceptos que no me van mucho.

¿A qué vienen estas líneas/chorradas? A ésto:

Con dos cojones.
Y a propósito de: http://avilared.com/not/6312/_lsquo_fin_de_la_cita_rsquo__franquista_junto_a_la_muralla/

Vamos a lo importante, a la leyenda:
“Franco. En esta ciudad cuna de Santa Teresa de Jesús y capital de la provincia que vio nacer a la gran reina Isabel La Católica, no se tolerarán ofensas a la moral de Cristo bajo ningún pretexto. Ávila es leal; no traicionará a los caídos durante la cruzada gloriosa por Dios y por España. Ávila, Mayo, 1941. ¡Arriba España! ¡Viva Cristo Rey!”

Me dan ganas de cerrar el post aquí.
Continuaré un poco más, más que nada, porque nos esforzamos bombardeando las redes sociales para que os paséis a leer nuestras mierdas…
¿Por qué estos vestigios del pasado siguen en nuestras calles? ¿Por qué se toleran calles con nombres de héroes franquistas? El anterior Gobierno intentó erradicar todos estos recuerdos nostálgicos, pero su acción fue tibia y timorata. Los tiempos de la Memoria Histórica (se habla más de este término en los comentarios de una noticia al azar en la edición digital de El Mundo que en cualquier pleno de ayuntamiento), you know.

¿Qué hace aún esta placa en una calle de Ávila? ¿Cual es el propósito, el de verdad?
Cada vez que pregunto ésto a un nostálgico, siempre recibo la misma respuesta: “te guste o no, es parte del pasado de España”. Y tanto que lo es. Y parte del presente también.
Si esta placa, como algún que otro medallón frecuentemente atacado con pintura, son parte de la Historia de nuestro país, no deberían estar a la intemperie, expuestos a las inclemencias del clima abulense. Que tanta sorna no le abrume, querido lector. Estos objetos hace mucho tiempo que deberían haber sido retirados POR SENSIBILIDAD y si me apuran, bastaría con haberlos almacenado en un recinto visitable. Jamás a modo de homenaje (eso es lo que parece en pleno siglo XXI y con una Ley de Memoria Histórica mediante), claro está, sino a modo de educación para los burros las generaciones venideras.
Y no. Ni he vivido una guerra ni una posguerra ni he pasado hambre ni he tenido que trabajar desde niño para ayudar a mis padres. Me ha bastado con leer algún libro de vez en cuando (ya que fui educado en colegio religioso y no se llevaba mucho eso del pensamiento racional/crítico…) y gracias a eso, pensar QUE EN UN PAÍS DEMOCRÁTICO -DE VERDAD- NO SE CONSENTIRÍA ESTA CLASE DE DESVERGÜENZAS, ESAS FALTAS DE RESPETO Y DE HUMANIDAD EN PLENA CALLE.
No deberían hacer falta leyes para imponer lo que es justo y de sentido común.Mucho mejor, donde va a parar.
Ésta sí es la Marca España®. Despachar una sangrienta represión (porque llamarlo genocidio sería exagerado, ¿no?) con una mal llamada Transición, una Ley de Amnistía, dos palmaditas en el hombro y un pelillos a la mar. Ni un mal juicio en un juzgadillo de primera instancia. Mientras tanto, y hasta hace dos días como aquel que dice, una calle dedicada al Generalísimo (superlativo de general), otra al Alférez Provisional (el único bueno que conozco es éste: http://www.youtube.com/watch?v=WyT9xMENtqc) y otra dedicada a la fecha del glorioso levantamiento nacional, 18 de Julio.
Ésto, con Franco, no pasaba.

A propósito de Ávila En Tapas

02/07/2013 § 8 comentarios

La crítica gastronómica tiene cabida en La Colonoscopia

Una vez finalizado el certamen Barrio de Salam… estooo… Ávila En Tapas 2013, La Colonoscopia disecciona en profundidad el evento.
Flor de tete de moiné sobre tosta de anchoas de santoña (que no confundir con el pueblo de Santoña, Cantabria, conocido por sus anchoas) y soldadito de pavía (que no confundir con Pavía, ciudad italiana).

No teníamos bastante ya de cocineros posmodernos a 150€ el menú degustación (bebida aparte), sino que encima damos rienda suelta a la creatividad gañana del gremio hostelero abulense.
Un festival abierto a todos los públicos. Si entendemos como ‘todos los públicos’ a muchachitos de jersey anudado al cuello después de echar unos hoyitos en Naturávila. Si no es por las Murallas, uno podría pensar al recibir la dolorosa que se ha teletransportado de la calle San Segundo al East Village neoyorkino, en el cruce de la 42 con Mulholland. Ignoramos el importe, pero éste no tendría nada que envidiar a ciertos participantes de ÁeT, como el ganador del concurso sin ir más lejos: La Bruja.
Por 3’25€ el vinate (término despectivo del vino), ya te podía traer el jodido Capitán Pescanova un jodido carabinero recien cogido en un jodido caladero del jodido Atlántico Norte. Sin embargo, la gracia consistía en una hamburguesa Tyrion Lannister de revuelto de morcilla servido en una teja de poblado pirenaico para resaltar aún más si cabe, el tamaño de La Creación.

A La Virulé… ¿qué podríamos decir? Casi 3€ (EN BARRA) por una puta vinagreta con un trocito de gamba a modo de decoración, servida en envase vintage. Otro “éxito”.
Otro pincho infame, el 2º clasificado: La Santa con el denominado ‘cornete de sensaciones’. Si las sensaciones se refieren a las de la concha de la lora, estamos de acuerdo. Una mermelada inclasificable en un barquillo del Parque de Retiro de los años ’50. Los miembros de este blog optaron por revolconas y jamón al corte, que eso no falla JAMÁS.
Por otro lado, y entre toda esta sublimación de la cuisine, siempre hay excepciones como la del Irish o el Maspalomas. Pinchos contundentes, sabrosos y a un precio asumible.

Eliminar el voto popular (ya de por sí opaco) por un (aún más opaco) jurado ‘experto’ es un fallo garrafal y más viendo el resultado. Si los llamados expertos han votado como mejores a esos dos pinchos, una de dos, o se han equivocado de dirección de su sistema digestivo (haciendo la cata con el recto) o bien el gremio de hosteleros abulenses es un cártel que ríete tú el de Cali…
La gracia de un concurso de esta índole es la participación. Buscar y premiar un pincho sabroso, que guste al público y que el mismo público pueda hacer una crítica directa al establecimiento (todo feedback es positivo). Viendo el resultado del concurso, alejas al público a participar y a consumir (que en el fondo es de lo que se trata). Sería recomendable usar más y mejor las RRSS para la participación/compartir opiniones/dar a conocer el certamen en otras provincias (objetivo primordial – dejen de quejarse de la escasa ocupación, amigos hosteleros, y potencien de verdad un motivo de visita a la ciudad, justo lo contrario que se produce al poner la caña a 3 eurazos).

CONCLUSIÓN PARA EL ABULENSE MEDIO: en Ávila, ya era posible cenar de tapas un Sábado sin tener que poner el coche en el CompraVenta. No hace falta inventar la pólvora. Una buena croqueta casera, cremosa y gordita, como la que nos pone el amigo Victor (@ElN11LaTaberna) sin ir más lejos. Como dice un primo mío: “por 30€ desayunas muy bien en cualquier sitio”.

CONCLUSIÓN DE LOS MIEMBROS DE ESTE BLOG: A ROBAR A SIERRA MORENA!

¿Qué fue de Ibarrola?

10/06/2013 § 2 comentarios

Un hecho inesperado sorprendió a los vecinos del municipio abulense de Muñogalindo en el año 2005. El artista de Basauri, Agustín Ibarrola, se refugiaría en su monte de encinas y tomillo para pintar, lentamente, las rocas que tanto le inspiraban y, de esta forma, transformar el paisaje y conjugar arte y naturaleza.

El lugar elegido fue la finca denominada Garoza de Bracamonte, cedida por su amigo, el editor y experto en arte Alfredo Melgar. Ibarrola y Melgar se conocieron en las manifestaciones de ¡Basta ya! (Plataforma Ciudadana Contral el Terrorismo).
Image
La salida de Ibarrola de su País Vasco natal no fue casual. En mayo de 2000, su bosque pintado de Oma, fue parcialmente destruido por radicales abertzales En el cartel de entrada pintaron lo siguiente: “Ibarrola, facha de honor”. Un adjetivo miserable para quien pasó años en la cárcel por comunista y opositor al régimen de Franco.
Melgar cedió 20 de las 100 hectáreas de la finca al artista para que desarrollase su obra. Así, Ibarrola simbolizó un horizonte en una de esas piedras pintándola de pájaros blancos y negros. O un coño. “Las grietas de esa roca forman un coño, por eso me he limitado a resaltarlo, es el origen de la vida” explicaba el pintor vasco. El total de piedras pintadas a día de hoy supera las 140.
Image
Los años en los que era habitual ver como crecían puentes de Calatrava o palacios de congresos mastodónticos contagiaron a Melgar, que junto a varias instituciones locales planearon la construcción de la Fundación Ibarrola. Dicha Fundación albergaría unas 200 obras entre cuadros, esculturas, grabados y dibujos.La idea inicial contemplaba la construcción de un complejo de edificios con área administrativa, expositiva, residencial y comercial cuyo coste rondaba los ocho millones de euros. Sin embargo, la situación económica actual obligaba a revisar ese planteamiento.
La última noticia sobre el proyecto es de hace aproximadamente un año. Melgar ya sopesaba la idea de un proyecto más austero, entre dos y cuatro millones de euros.
La crisis económica, también puede dejar aspectos positivos. Lo que iba a ser un centro de ocio desproporcionado con la escusa de las pinturas del artista vasco puede convertirse, finalmente, en un centro mucho más acorde al entorno de ese pequeño paraíso abulense.
Image

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con ávila en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: