Videomatch contra el calor

23/08/2013 § Deja un comentario

Podría ser el verano más frío desde 1816 (http://xurl.es/izj3p). Pues bien, me cago en los franceses, me cago en Metéo y ya puestos me cago en Libertad Digital que nunca está de más…

Un buen abulense habría matado el calor en la piscina del Casino, tomando gin tonics afrutados con ABC en mano. Uno que es más humilde, y por qué no decirlo más raro, se ha refugiado en Youtube a ver vídeos de un programa ya extinto. El programa, argentino, se llamaba Videomatch y si no lo conocen les va a servir de mucha ayuda para sobrellevar estos días de duro conflicto en Gibraltar.

Image

Videomatch comenzó su andadura por accidente en 1990. El programa deportivo que presentaba Gustavo Lutteral no pasaba su mejor momento y en la cadena decidieron remplazarlo por el entonces comentarista de fútbol Marcelo Tinelli. Viendo que no retomaban el vuelo, Tinelli decidió combinar la información deportiva con ciertos vídeos de humor. Al ver que los espectadores se multiplicaban, ya en el segundo año, incidieron en el humor y cambiaron la historia de la televisión Argentina para siempre. En palabras de Tinelli:

“El toque humorístico comenzó cuando el programa llegó a medir 0 puntos de rating y por falta de presupuesto decidimos traer junto con los equipos los vídeos deportivos que tuviéramos para presentarlos, aunque fueran de muy mala calidad o patéticos. Entonces, al presentarlos, nos reíamos de las imágenes o la calidad de los mismos, diciéndonos ‘¿qué es esto?’. Es allí que el programa retomó el vuelo.”

Imagínense por un momento que son ustedes padres de familia. Y, Dios no lo quiera, engendran a una chica bellísima. Pues bien, un buen día esa chica le trae a su nuevo novio a casa. Ese novio, además, resulta ser un artista moderno caradura -¿existe alguno que no lo sea?- que vive de la pensión de la abuela.  Esa maravillosa situación se la plantean en forma de cámara oculta a un incauto señor que, como no podría ser de otra forma, reacciona con aires violentos. (http://xurl.es/ww8jq)

Otra de las excelentes bromas de Videomatch son las llamadas ‘El peor viaje de tu vida’. Un señor que se dispone a pasar un día fantástico de aventuras con su mujer se convierte en una serie de despropósitos y vejaciones tan humorísticas para el espectador como sangrantes para la propia víctima. La siguiente que enlazo, en la que una orca de 8 metros cae al lado de la víctima -él se esperaba que fuese un delfín- es una de mis favoritas. (Parte 1: http://xurl.es/duqwh Parte 2: http://xurl.es/ieze4)

Pero sin duda la joya de la corona es la broma en la que cogen a una joven modelo y le prometen conducir un programa de variedades –un estilo Ana Rosa Quintana– en la televisión argentina. Las pobres modelos, tan guapas como ingenuas, se enfrentan a su primer programa bastante nerviosas. Los invitados, como no podría ser de otra forma, son los chicos de Videomatch. Aquí es donde destacan dos actores por encima del resto. Yayo con sus chistes (http://xurl.es/5orvj) y José María Listorti –posiblemente uno de los mejores cómicos del mundo- (http://xurl.es/4dlg9). Este programa solía acabar con un streptease a lo Full Monty en el que los cómicos se desnudaban de manera integral (http://xurl.es/j3ie3) y la incauta modelo por lo general rompía a llorar.

Image

Así que ya saben, si el calor sigue apretando por el centro de la península déjense de gin tonics y horteladas varias y engánchense a Videomatch.

Anuncios

El día que Menem prometió la Luna

10/02/2013 § 4 comentarios

Que los presidentes del Gobierno adquieran delirios de grandeza en su segundo mandato no es algo que le ocurriese sólo a José María Aznar. Aún faltaban en Argentina cinco años para la llegada de la crisis financiera y política que desembocaría en el famoso corralito. Era 1996 y el presidente de la República Carlos Menem (no confundir con Julio Medem, director de películas tan desternillantes como Caótica Ana) se encontraba en una humilde escuela de Tartagal, ciudad del empobrecido norte argentino.
menem6
Era el comienzo del ciclo lectivo, y ante la mirada de aquellos inocentes niños, Menem dió un discurso que ya forma parte de la historia más bizarra de la política argentina:“Dentro de poco tiempo se va a licitar un sistema de vuelos espaciales mediante el cual, desde una plataforma que quizás se instale en Córdoba, esas naves espaciales se van a remontar a la estratósfera y desde ahí elegir el lugar adonde quieran ir, de tal forma que en una hora y media podamos estar desde Argentina en Japón, Corea o en cualquier parte del mundo. Por supuesto los vuelos a otro planeta el día que se detecte que en otro planeta también hay vida”.

Si leído ya impresiona, agárrense los machos antes de ver el vídeo montado con imágenes del lanzamiento fallido de un Delta II:

http://www.youtube.com/watch?v=H1DTY2XMbzE

Las excentricidades de Menem no acabarían ahí. Su otro megaproyecto consistía nada más y nada menos que en la construcción de una aeroisla. Una isla artificial en Río de la Plata donde se trasladaría el Aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires.En una entrevista al diario La Nación, el propio Medem contestaba en estos términos al periodista ante la pregunta de si la aeroisla es una prioridad:

“Yo creo que es una necesidad. Es una necesidad imprescindible. Se va a hacer. Algunos dicen que fue descartado el tema pero es totalmente inexacto. El tema de la aeroisla sigue en marcha“.

Ni que decir que nunca se llegó a construir.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Argentina en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: