De aeródromos y dominicos

18/06/2014 § 2 comentarios

El presente en Ávila -como pasa en el rock o el pop– deja mucho que desear y el futuro pinta aún peor, así que solo nos queda la opción de mirar atrás para descubrir nuevas historias. Hace poco que gracias al gran trabajo de muchas personas hemos descubierto como se diseñó el derribo de la Real Fábrica de Algodón (http://los4palos.com/2014/03/04/poder-contra-verdad-una-verdad-incomoda/). Pero Ávila esconde muchas más historias, como mínimo, interesantes.

La ciudad de Ávila fue un lugar de vital importancia para la victoria del golpista General Franco en la Guerra Civil.  La tristemente célebre Legión Cóndor tuvo como base la ciudad abulense y para ello se construyó un aeródromo situado entre el santuario de Sonsoles y el río Chico, el Aeródromo Cruz de Los Llanos. Se puede decir que Ávila inició la moda de un aeropuerto en cada pueblo.

Para entender su importancia en la Guerra Civil decir que llegó a alojar hasta un centenar de aviones de guerra alemanes desplazados por Hitler para ponerlos a prueba de cara a su ofensiva europea.  Debido a ello, además, se instaló un potente sistema defensivo antiaéreo en diversos puntos estratégicos de la ciudad y su entorno. Incluso es posible que algunos de los aviones que el 26 de abril de 1937 bombardearon Gernika despegasen del aeródromo abulense.

Imagen

 

La Legión Cóndor utilizó como principal lugar de alojamiento el Monasterio de Santo Tomás, en cuyo recinto y para uso de los legionarios alemanes se instaló, en una de las aulas del Claustro de los Reyes una capilla –tócate las narices- protestante, a la que los dominicos -tócate las narices one more time– hicieron oídos sordos. Tanta lucha antiluterana para acabar montando una capilla protestante en tu propia casa.

Concluida la Guerra Civil, la vida útil del aeródromo se extenderá más allá de la contienda. El 27 de junio de 1957 se informa de que han sido devueltos los terrenos destinados a la pista del aeropuerto y las instalaciones a sus propietarios, excepción de una franja de 1.450 X 100 m que continuará funcionando como pista de aterrizaje y despegue. El 21 de mayo de 1964 se devuelven los terrenos restantes, excepto una pequeña parte que se destinará a polvorín.

 

Imagen

Anuncios

A propósito de Ávila Medieval

12/09/2013 § 1 comentario

Una vez concluidas las fiestas, desde La Colonoscopia analizamos ciertos aspectos de la misma que no podemos pasar por alto.

Los disfraces:

Según la forma de disfrazarse en Ávila Medieval cohabitan cuatro tipos de grupos:

–          La gente que se disfraza con trajes baratos. Suelen ser gambiteros que lo mismo les da Ávila Medieval que la tomatina de Buñol o San Fermín. Su objetivo no es otro que estar desde las cinco de la tarde a vinates hasta que el cuerpo o la policía diga lo contrario.

–          La gente que se disfraza con trajes caros. Este es un grupo variado. Por una parte están los abulenses a los que les gusta ir bien vestidos y se gastan los cuartos. Por otra parte está la gente bien de Ávila que quiere impresionar a sus amiguetes venidos de Madrid con un traje a lo Felipe II. Y por supuesto también están en este grupo los concejales del ayuntamiento.

Image

–          El tercer grupo es el que más nos gusta a los de este blog. Es esa gente que utiliza el mismo traje para carnaval y para medievales. Esa es la gente que necesita este país. Gente austera de la que Merkel se sentiría orgullosa.

–          En el último grupo está la gente que no se disfraza. Mi opinión es que estos son votantes de UPyD. Pero es una teoría aún por desarrollar.

Mención aparte merecen las tenderas vestidas de cortesanas. Me pregunto por qué es necesaria una excusa como los medievales para que las mujeres vistan así. Debería ser algo constitucional. Si nos jactamos de ciudad accesible, los escotes de nuestras chicas deberían de ser prioritarios.

Espectáculos:

Como todos los años, los espectáculos son más de mortadela que de caviar. El programa sería muy completo si no fuese porque el 80% de los mismos se repiten a lo largo de los días varias veces. Uno de ellos destaca por encima del resto, me refiero a GZARKÚK, el increíble hombre orquesta. Así le definen en el programa de las jornadas medievales:

Personaje que habla en su propio idioma para crear un clima mágico allí por donde pasa… montado sobre un triciclo de madera, pieles, cuernos y multitud de instrumentos… gaita, alboka, acordeón diatónico, flautas, pitos, percusión y sonidos de la naturaleza”.

O como lo definirían en mi pueblo: “Un tío tocando la flauta en una bicicleta llena de mierda”. (http://www.youtube.com/watch?v=6_x97vElTAI)

El gran GZARKÚK actuó diez veces en el fin de semana de las jornadas medievales. Para que luego os quejéis cuando vuestro jefe os hace echar unas horitas de más…

Image

La actitud de la gente:

Veamos, querido conductor. Si para aparcar el coche uno se tuvo que dar tres vueltas alrededor del parque de San Antonio, además de rezar un Padre Nuestro y un Ave María…¿de verdad crees que vas a aparcar tu Mercedes en la jodida puerta de San Vicente?

Pero sin lugar a dudas, para quien esta fiesta supone algo más es para el irreductible grupo de perroflautas abulenses. El fin de semana de las jornadas medievales es su particular fiesta de la democracia.  Ese fin de semana en el que sus atavíos van acorde a los de la muchedumbre. Ese fin de semana en el que los ciudadanos no solo no llaman a la policía al presenciar sus batucadas y biodanzas, sino que lo celebran. Ese fin de semana en el que abren sus vinos de tetrabrik en el Chico sin que nadie les incordie. Este post va por ellos.

Image

Diez títulos deportivos imprescindibles

06/07/2013 § Deja un comentario

1. Historias del Calcio. Enric González.Imagen

Las columnas que Enric González escribió en El País desde 2003 a 2007 son lo mejor que se ha escrito sobre fútbol en nuestra lengua, con permiso de Fontanarrosa y su 19 de Diciembre de 1971 (bit.ly/nWDo8). Si a uno le gusta el fútbol y la literatura este libro es imprescindible.

2. El ritmo de la cancha. Jacobo Rivero. Imagen

Trece historias deliciosas que nos hacen recorrer el mundo geográfica e históricamente a ritmo de jazz. De la Segunda Guerra Mundial a Palestina, pasando por la siempre presente Nueva York, los “cancheros” argentinos, etc. El baloncesto es universal y este libro nos lo demuestra con esas historias que nos llevan a lo más importante y bonito de este deporte. Una grata sorpresa.

3. Grupo Salvaje. Manuel Jabois. Imagen

Si aun no saben quién es Jabois se están perdiendo a uno de los mejores escritores de la actualidad (bit.ly/1a1fzeX). Pertenece a la magnífica colección Hooligans Ilustrados de la Ed. Libros del KO. Jabois nos cuenta el madridismo ligado a su infancia desde su particular y adictiva prosa.

4. Ajedrez y Ciencia, pasiones mezcladas. Leontxo García. Imagen

El ajedrez además de ser una mezcla de juego, arte y ciencia es un deporte. Y Leontxo García toda una institución a nivel mundial dentro del mismo. Este libro editado por la prestigiosa Drakontos, además de una auténtica joya, es una introducción a todas las ramas de la ciencia relacionadas con este juego. Los encuentros que narra Leontxo con el mítico Bobby Fisher es más que suficiente para pagar su importe.

5. El sueño de mi desvelo. Antoni Daimiel. Imagen

Este libro tiene algo de sentimental para los que nos enamoramos del baloncesto con las narraciones de Andrés Montes y Antoni Daimiel sobre la NBA en Canal+. Las andanzas de los dos comentaristas por EEUU sacarían una sonrisa hasta a Marhuenda.

6. El autoestopista de Grozni y otras historias de fútbol y guerra. Ramón Lobo. Imagen

Otro más de la colección Holigans Ilustrados. El veterano corresponsal de guerra Ramón Lobo nos cuenta como el fútbol también tiene cabida en los principales conflictos de finales del siglo XX y principios del XXI, desde Grozni a Sarajevo, y desde Sierra Leona a Irak. Por ejemplo, durante la guerra de la ex Yugoslavia, el propio Ramón Lobo sirvió como correo para mantener en contacto al futbolista Meho Kodro con su familia.

7. Plomo en los bolsillos. Ander Izaguirre Imagen

Por este libro ruedan los más grandes de la historia de la ronda gala, y del ciclismo en general, pero también lo hacen los eternos segundones e incluso grandes perdedores y personajes anónimos que nunca ocuparon el destacado lugar que merecían en la historia. En Plomo en los Bolsillos tienen cabida los otros protagonistas del Tour que nadie recuerda, y que tienen historias igual de interesantes (si no más) que las de los vencedores.

8. Ganar es de horteras. Guillermo Ortiz Imagen

Otra grata sorpresa. Guille Ortiz forma parte de la nueva generación de prometedores escritores (bit.ly/Ls2fSU). Igual que Enric González pone de escusa el Calcio en sus Historias del Calcio para hablarnos de otras muchas cosas, Ortiz lo hace con el Estudiantes. Lectura deliciosa que se hace corta.

9. Futbolistas de izquierdas. Quique peinado Imagen

Quique Peinado nos cuenta la historia de unos cuantos los futbolistas que han dado el paso de manifestar sus ideas políticas y su compromiso con la izquierda, sin temor a las posibles represalias y jugándose el tipo en algunos casos de forma literal. Aunque el libro no es tan literario como otros títulos aquí nombrados, el trabajo de documentación es irreprochable.

10. Correr. Jean Echenoz Imagen

Libro del genial escritor francés basado en la dura vida del atleta checo Emil Zátopek, una de las leyendas del atletismo. Un clásico.

¿Qué fue de Ibarrola?

10/06/2013 § 2 comentarios

Un hecho inesperado sorprendió a los vecinos del municipio abulense de Muñogalindo en el año 2005. El artista de Basauri, Agustín Ibarrola, se refugiaría en su monte de encinas y tomillo para pintar, lentamente, las rocas que tanto le inspiraban y, de esta forma, transformar el paisaje y conjugar arte y naturaleza.

El lugar elegido fue la finca denominada Garoza de Bracamonte, cedida por su amigo, el editor y experto en arte Alfredo Melgar. Ibarrola y Melgar se conocieron en las manifestaciones de ¡Basta ya! (Plataforma Ciudadana Contral el Terrorismo).
Image
La salida de Ibarrola de su País Vasco natal no fue casual. En mayo de 2000, su bosque pintado de Oma, fue parcialmente destruido por radicales abertzales En el cartel de entrada pintaron lo siguiente: “Ibarrola, facha de honor”. Un adjetivo miserable para quien pasó años en la cárcel por comunista y opositor al régimen de Franco.
Melgar cedió 20 de las 100 hectáreas de la finca al artista para que desarrollase su obra. Así, Ibarrola simbolizó un horizonte en una de esas piedras pintándola de pájaros blancos y negros. O un coño. “Las grietas de esa roca forman un coño, por eso me he limitado a resaltarlo, es el origen de la vida” explicaba el pintor vasco. El total de piedras pintadas a día de hoy supera las 140.
Image
Los años en los que era habitual ver como crecían puentes de Calatrava o palacios de congresos mastodónticos contagiaron a Melgar, que junto a varias instituciones locales planearon la construcción de la Fundación Ibarrola. Dicha Fundación albergaría unas 200 obras entre cuadros, esculturas, grabados y dibujos.La idea inicial contemplaba la construcción de un complejo de edificios con área administrativa, expositiva, residencial y comercial cuyo coste rondaba los ocho millones de euros. Sin embargo, la situación económica actual obligaba a revisar ese planteamiento.
La última noticia sobre el proyecto es de hace aproximadamente un año. Melgar ya sopesaba la idea de un proyecto más austero, entre dos y cuatro millones de euros.
La crisis económica, también puede dejar aspectos positivos. Lo que iba a ser un centro de ocio desproporcionado con la escusa de las pinturas del artista vasco puede convertirse, finalmente, en un centro mucho más acorde al entorno de ese pequeño paraíso abulense.
Image

¿A Quién Votarían Los Personajes De Ficción?

28/05/2013 § 1 comentario

PERSONAJE, PROFESIÓN. VOTO.

Harry ‘El Sucio’ Callahan, policía. Abstención.
Se podría pensar que su amor por las armas de gran calibre y la mano dura con los punkis se traduciría en un voto republicano claro, pero Harry es un tipo peculiar. No acata las normas. No le veo creerse las soflamas de la Fox sentado delante de la tv. Le veo más como un librepensador y a veces como un estilete de ultraderecha… formas distintas de llegar al mismo fín: “me da igual, son todos unos blandos”.

Darth Vader, Lord Sith. PPG (Partido Popular Galáctico).
La República es intervencionista, con una lacra burocrática muy severa y el Senado de Coruscant peca de mastodóntico y reactivo en sus decisiones, tarde y mal. Con la instauración del Imperio, la liberalización de los mercados y la privatización de todos los servicios (contratar a un Jango Fett de turno para dirigir hospitales, autopistas…) serían un hecho.

Al Bundy, dependiente. NO’MAAM (Organización Nacional de Hombres Contra el Dominio Amazónico).
The Man. Cuatro touchdowns en un solo partido para Polk High en el ’66. El último reducto para el cinismo y el machismo. Igual que cualquier otro político, se votaría a sí mismo como cabeza de su propio partido político (más cerca de la derecha y con un leit motiv claro: GORDAS NO).

Gaius Baltar, científico. Socialdemócrata.
Amigos, no seamos todos tan duros con el pobre hombre. Que levante la mano quien no habría condenado a la raza humana a la extinción por unos momentos sudorosos en el asiento trasero de un Camaro con Caprica Six. Estudios superiores, ateísmo… y los sucesivos recortes en I+D+i  le llevarían a dar su voto a la Izquierda…  de un Parlamento que aún no existe.

Stringer Bell, narcotraficante. Partido Republicano.
Poderoso caballero es Don Dinero. ¿Aplicar estudios universitarios a la venta de droga? ¿NarcoTrust? ¿Desregulación de los mercados? ¿Oligopolios que acaban en traición a tu brotha? El capitalismo salvaje dentro de un submundo salvaje. Sólo por eso, ya es más libegal que el propio libegalismo. Voto derechón clarinete.

Lara Croft, ladrona de tumbas. Tory.
Otro voto obvio. Multimillonaria. Título nobiliario. Hija de papá. Choza del copón y cacharritos tecnológicos. Profesión excéntrica. Pasión por el expolio y por meter mano en países que no son el suyo. Un compendio del British Museum, la Commonwealth y el tocapelotismo thatcheriano.

MacGyver, manitas-justiciero. Abstención.
El pionero del reciclaje. El ‘Hágalo-Usted-Mismo’ llevado a su máxima expresión. La lucha indiscriminada contra la opresión. El mullet ochentero y la navaja suiza. ¿Acaso le verías encerrado en un centro comercial el Sábado por la tarde? ¿Le ves yendo al banco a pedir un crédito para un Cayenne? El bueno de Mac es un punkie (válido también para el barbudo de Bricomanía).

Alien, depredador xenomorfo. Ultraderecha.
Un tipo que te hace tragar sus huevos y tiene ácido por sangre, a la fuerza vota a Aguirre, Vidal-Quadras o al tri-comprometido (Bewusstsein! Partei! Land!).

Tony Montana, mafioso. Indeciso.
El señor Montana sólo tiene sus cojones y su palabra y no los rompe por nadie. Como para preguntarle por su adscripción ideológica… Si hay algo en lo que Scarface destaca es en trepar y arrimarse al sol que más calienta. Le veo financiando la campaña del candidato favorito para la Casa Blanca, sea cual sea su partido.

Joseph Dredd, juez. Izquierda (pero ésta vez, será por VENGANZA).
Juez-estrella de gatillo fácil. Imagínese a Garzón con casco, moto de gran cilindrada y armas semiautomáticas. El sector conservador del CGPJF (Consejo General Del Poder Judicial del Futuro) le apartará de la carrera judicial por husmear donde no tiene que hacerlo, oficialmente ‘extralimitarse de sus funciones’. Volverá para ajustar cuentas.

José Mourinho, showman. PSM (Partido del Sobre para Mendes).
Obviamente.

 

 

Einstein, Duperier o la automutilación científica española

16/05/2013 § 2 comentarios

No deja de impresionarnos a día de hoy la poca visión de futuro de nuestros dirigentes políticos. Es inconcebible un futuro como país sin una clara y contundente apuesta en investigación, desarrollo e innovación, lo que hoy conocemos como I+D+I. El corte de primas a las energías renovables es un claro ejemplo de ello. La industria que estaba llamada a convertirse en el pilar de nuestro país, en la que éramos líderes y exportadores de tecnología, arrasada de un día para otro. Las causas y consecuencias de esa decisión serán objeto de otra entrada. Hoy quería hablarles de ese desprecio, tan nuestro, hacia la ciencia y la innovación, ¿es algo nuevo? Me temo que no.

España ya tuvo una gran oportunidad de convertirse en una potencia científica de primer orden a finales del primer tercio del siglo XX, y como no podía ser de otra forma, la desperdició.

Corría el año 1923 cuando el gran científico alemán Albert Einstein visitó España para dar una serie de conferencias. Su estancia significó para la ciencia española, que se encontraba en pleno auge y desarrollo, el empujón que necesitaba para igualarse a las vecinas potencias europeas. El propio Einstein quedó muy satisfecho de su breve estancia en nuestro país y años más tarde, el Gobierno de la Segunda República, aprovechó ese hecho para ofrecer al genio alemán un proyecto ilusionante como Catedrático de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid.

Image

Einstein aceptó la propuesta, pero el sueño duró poco. El desarrollo de una verdadera estructura científica se vio truncado con la llegada de la Guerra Civil. Además, el panorama político europeo, con la llegada de Hitler al poder, no ayudaba a la situación de un judío y pacifista como Einstein, por lo que el científico alemán decidió finalmente instalarse en Princeton.

Un caso mucho más cercano es el del Sabio de Pedro Bernardo, el físico Arturo Duperier. Destacó especialmente por sus estudios de la radiación cósmica, por los cuales llegó a ser propuesto para el Premio Nobel de Física en 1958. Partidario del bando republicano, cuando finalizó la contienda se exilió a Londres. En Inglaterra ejerció como profesor de la Universidad de Birmingham y del Imperial College. Allí continuó sus investigaciones sobre los rayos cósmicos, en las que fue una autoridad mundial al lado de el profesor Blachett, (Premio Nobel de Física en 1.948) junto al cual trabajaría durante 15 años.

Image

Sería en 1953 cuando por iniciativa del entonces ministro de Educación Joaquín Ruiz Giménez retornaría a España como catedrático de Geofísica. Dos meses después de su regreso, el Departamento de Investigación Científica y el Imperial College de Londres le hicieron donación de sus instalaciones que, con tanto éxito, había creado en Inglaterra. Pero esas instalaciones nunca llegaron, a pesar de los esfuerzos del físico.

Duperier, que destacó como experimentador, quedó relegado a la impartición de cursos teóricos a su vuelta a España. Siendo absolutamente ignorado por los medios de la época.

Firme Usted Aquí (IV)

14/04/2013 § Deja un comentario

50 SOMBRAS DE SADE (POR LUPANAR)

Pocas mujeres de mi entorno conozco que no hayan sucumbido a las perversiones de Grey y a sus 50 sombras; que más de una me ha confesado que su lectura alegra esos largos trayectos de metro o bus de una manera casi invisible para el resto de humanos. Mis disculpas a las acérrimas, pero desde el primer momento este libro me pareció bastante soso; diálogos poco elaborados, situaciones típicas-tópicas, personajes flojos. También es verdad que no llegué a la parte interesante donde comienzan los azotes y los “oh, nena. Como me pones” ; probablemente mi discurso sería diferente. Pero las modas, modas son. Y ahora por lo visto está de moda que mujeres de todas las condiciones y edades lean este libro sin ningún tipo de pudor, casi como una proclama a una revolución sexual literaria. Incluso, como ya se ha dicho en este foro, este libro ha despertado alguna que otra conciencia dormida: que ellas se merecen a un Grey en su vida y no a su maridín. Por eso, no sucumbir a esta moda para mí hubiera sido como no haber bailado la macarena cuando lo bailaban hasta en Japón o no haber tenido un cutre-grupo de imitación de las Spice Girls con tus amigas del cole (incluyendo a la Spice furcia). Yo también me merezco mi affaire literario.

Imagen

Más que por iniciativa propia, el destino puso en mis manos un ejemplar de las mejores novelas eróticas (por llamarlo de alguna manera) de todos los tiempos: “Justine, o los infortunios de la virtud”  (escrita en 1791), del Marqués de Sade, Perdón: el genial, astuto, magnifico, ateo, rebelde y como no, depravado Marqués de Sade, que todavía sigue poniendo patas arriba la conciencia y moral de sus lectores. Encarcelado varias veces por cuestiones políticas y acusado de “desenfreno exagerado” por la Francia del s. XVIII, fue un escritor contracorriente. No olvidemos que en la época de Sade, la disputa sobre los actos y pensamientos morales o inmorales estaba servida. A principios del s. XVIII la sodomía se castigaba con severidad (incluso hoguera), y ya desde el s. XVII la educación moral de las élites y del pueblo llano era una tarea encomendada al clero, que contaba con hordas de confesores que escuchaban los pecados relacionados con la masturbación o la frecuencia de los contactos sexuales en el matrimonio (la familia era el eje sexual de la sociedad).  Lejos de haceros un spolier traicionero de esta obra maestra, mi única intención aquí es que os atreváis a echarle un ojo. Y digo atreváis, porque en ella no vais a encontrar libertinos que sucumben al amor, ni relaciones pasionales, ni personajes entrañables. Vais a encontraros a una protagonista, Thérèse, que está dispuesta a arriesgar su vida y a permitir los actos más inhumanos con tal de preservar su virtud (que lamentablemente no tarda mucho en perder).

Sade expone una ácida y genial crítica al culto por la castidad (y más concretamente la femenina) que se extendía por toda la Europa del XVIII, ya que para Sade, las pasiones humanas (y aquí se incluyen las más bajas) vienen así reguladas de naturaleza; y la naturaleza es ella misma, ajena a todo tipo de norma, ley o condición moral. Por lo tanto, nosotros los humanos, no somos quienes para regular ni la naturaleza ni sus impulsos con nuestras leyes o concepciones morales. Porque él ya lo dijo; son las leyes las culpables de los crímenes, ya que son ellas las que lo estipulan así, cuando la única ley posible debería ser la de la naturaleza. Con este pensamiento, es difícil imaginar a Sade condenando moralmente actos como la masturbación, las orgías, el adulterio, la sodomía o los fustigamientos y ahorcamientos sexuales. Libertinaje en resumidas cuentas. Y todo esto es lo que nos muestra la novela (con todo lujo de detalles para los más interesados). La protagonista se enfrenta a grotescas situaciones de las que no saldrá airosa, y el lector es consciente desde el principio de que si esta chica se hubiera saltado a la torera todos los moralismos y concepciones mojigatas y entregado a la diversión y al desfase absoluto, habría sido la reinona del cotarro. Para Sade todo tiene justificación, siempre y cuando salga de los instintos naturales del hombre; utilizando para ello unos argumentos difíciles de rebatir que van más allá del “pa chulo chulo, mi pir…..”. La conclusión a la que llegué yo después de leer este libro (aparte de que con un poco de picaresca puedes justificar lo injustificable), es que nosotros los humanos (sí, incluso tú que no lees novelas eróticas o te escandalizas con los escarceos amorosos de Gandía Shore o fauna similar), no estamos liberados de nuestros impulsos naturales por muy bajos que sean; porque  tal como confesaba Sade en una carta a su mujer en  1781, éste imaginaba  actos y situaciones y se deleitaba con ellos, que de llegar a cometerlos sería condenado por criminal o asesino. Y surgen las dudas: ¿no hacemos o decimos cosas porque no queremos, o por lo que la gente pueda pensar de nosotros? ¿Esos instintos están reprimidos o es que realmente en ciertas personas no se dan? ¿Cuántas veces nos hemos echado para atrás porque no era lo correcto o mejor aún, nos habían dicho que no era lo correcto? ¿Es moralmente aceptable que estos instintos salgan a la luz?. Todos hemos mentido en alguna ocasión y agachado la cabeza jugando al “yo nunca”. Todos nos hemos imaginado las perversiones más irresistibles con la profe castigadora, el jefe de turno, la compañera de trabajo, el frutero, el vecino del sexto o por qué no, con la madre cañón de nuestro mejor amigo. Como ya nos dijo Sade: “Así pues, si los vicios le sirven: ¿por qué querríamos nosotros resistirnos? ¿Con qué derecho nos empeñaríamos en destruirlos? ¿Y a santo de qué sofocaríamos su voz? Un poco más de filosofía en el mundo no tardaría en ponerlo todo en orden, y haría ver a los magistrados y a los legisladores que los crímenes que censuran y castigan con tanto rigor tienen a veces un grado de utilidad mucho mayor que esas virtudes que predican sin practicarlas ellos mismos y sin recompensarlas jamás”.

Imagen

Leedlo. Reflexionad. Decidid. Y si sucumbís al vicio, haced lo que os dé la gana, como hizo Sade.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Tales De Mileto en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: