Videomatch contra el calor

23/08/2013 § Deja un comentario

Podría ser el verano más frío desde 1816 (http://xurl.es/izj3p). Pues bien, me cago en los franceses, me cago en Metéo y ya puestos me cago en Libertad Digital que nunca está de más…

Un buen abulense habría matado el calor en la piscina del Casino, tomando gin tonics afrutados con ABC en mano. Uno que es más humilde, y por qué no decirlo más raro, se ha refugiado en Youtube a ver vídeos de un programa ya extinto. El programa, argentino, se llamaba Videomatch y si no lo conocen les va a servir de mucha ayuda para sobrellevar estos días de duro conflicto en Gibraltar.

Image

Videomatch comenzó su andadura por accidente en 1990. El programa deportivo que presentaba Gustavo Lutteral no pasaba su mejor momento y en la cadena decidieron remplazarlo por el entonces comentarista de fútbol Marcelo Tinelli. Viendo que no retomaban el vuelo, Tinelli decidió combinar la información deportiva con ciertos vídeos de humor. Al ver que los espectadores se multiplicaban, ya en el segundo año, incidieron en el humor y cambiaron la historia de la televisión Argentina para siempre. En palabras de Tinelli:

“El toque humorístico comenzó cuando el programa llegó a medir 0 puntos de rating y por falta de presupuesto decidimos traer junto con los equipos los vídeos deportivos que tuviéramos para presentarlos, aunque fueran de muy mala calidad o patéticos. Entonces, al presentarlos, nos reíamos de las imágenes o la calidad de los mismos, diciéndonos ‘¿qué es esto?’. Es allí que el programa retomó el vuelo.”

Imagínense por un momento que son ustedes padres de familia. Y, Dios no lo quiera, engendran a una chica bellísima. Pues bien, un buen día esa chica le trae a su nuevo novio a casa. Ese novio, además, resulta ser un artista moderno caradura -¿existe alguno que no lo sea?- que vive de la pensión de la abuela.  Esa maravillosa situación se la plantean en forma de cámara oculta a un incauto señor que, como no podría ser de otra forma, reacciona con aires violentos. (http://xurl.es/ww8jq)

Otra de las excelentes bromas de Videomatch son las llamadas ‘El peor viaje de tu vida’. Un señor que se dispone a pasar un día fantástico de aventuras con su mujer se convierte en una serie de despropósitos y vejaciones tan humorísticas para el espectador como sangrantes para la propia víctima. La siguiente que enlazo, en la que una orca de 8 metros cae al lado de la víctima -él se esperaba que fuese un delfín- es una de mis favoritas. (Parte 1: http://xurl.es/duqwh Parte 2: http://xurl.es/ieze4)

Pero sin duda la joya de la corona es la broma en la que cogen a una joven modelo y le prometen conducir un programa de variedades –un estilo Ana Rosa Quintana– en la televisión argentina. Las pobres modelos, tan guapas como ingenuas, se enfrentan a su primer programa bastante nerviosas. Los invitados, como no podría ser de otra forma, son los chicos de Videomatch. Aquí es donde destacan dos actores por encima del resto. Yayo con sus chistes (http://xurl.es/5orvj) y José María Listorti –posiblemente uno de los mejores cómicos del mundo- (http://xurl.es/4dlg9). Este programa solía acabar con un streptease a lo Full Monty en el que los cómicos se desnudaban de manera integral (http://xurl.es/j3ie3) y la incauta modelo por lo general rompía a llorar.

Image

Así que ya saben, si el calor sigue apretando por el centro de la península déjense de gin tonics y horteladas varias y engánchense a Videomatch.

Anuncios

Firme Usted Aquí (V)

27/06/2013 § 3 comentarios

DE MILEY A ANACLETO (por TRAPSEIA)

Saludos cuatropaleros a esta página necesaria y amiga.
Si servidor devuelve visita a este rincón es debido a la necesidad de hacer una colonoscopia a la anteriormente – y ya nunca más – blanca e infantil Disney y sus allegados.
Les confesaré que uno de mis días de mayor acaloramiento y turbación en la república del pajarito azul tuvo que ver con América, The Beauty. Me encontraba cobijado entre nuestras murallas cuando cometí el error de sintonizar la TV. Horrible error, sí. Más horrible aún si acabas atrapado en la MTV. Otrora rincón de Beavis, Cher y Bono, responsable de notorios unplugged y supuesta cadena musical, o algo así. Niet, nein. Achtung. Actualmente MTV es la mayor bazofia inimaginable y principal quinta columna de adoctrinamiento absurdo para nuestros infantes y adultescentes. Lo que allí vi, que ya ni recuerdo pero es fácil de suponer, era una basura maquetadita, perfectamente maquillada y expuesta en un halo de modernidad, pero, en definitiva, una basura podrida e infecta. Y así a todas horas.
Lo que puse en Twitter fue eso, que la MTV era la más dañina invasión yankee llegada a nuestros días. Y que era muy partidario de su prohibición. Fue entonces cuando un estudiante de algo pijo en Madrid se me lanzó al cuello con un argumentario de primero de catecismo. En tres menciones me llamó liberticida, antiamericano, fascista … ¡Y Chavista! Les juro por el pitogüé que aquello me dejó picueto.
Aquello me ofendió, sí. No me he tragado todas las temporadas del Ala Oeste de la Casa Blanca, mano al pecho con la sintonía de Bartlet, para que me vengan con esas. No he estado con John Wayne en Chisum y Río Bravo, esquivando tiros y flechas, para que un pequeño faes me ponga solo ante el peligro. Pero coñe, es que esto ya no es lo que era.
Esos muchachotes que ven arriba son Justin, Britney, Christina… (http://www.hola.com/cine/2011102755250/ninos-club-disney/) metidos desde pequeños en la maquinaria. Y ya sabemos cómo están de lozanas y bellas estas muchachas a día de hoy. O Lady Gaga, vean sus prometedores inicios (http://www.youtube.com/embed/lKs5Dm5Jm_E). Supongo que en su cultura visual tendrán en la memoria esa escena de “Men in Black2 en la que Tommy Lee Jones se compra prensa amarilla ufológica y le dice a Will Smith que esa “es la prensa seria”. Aquí nosotros (http://www.rafapal.com/?p=21940) tenemos a Rafapal, que casi nunca da una pero es divertido. Y Rafa está preocupado por Miley Cyrus, último pececito bonito de la factoría del mal. Su siniestra evolución es patente. Y es que una cosa es creer que Las Ketchup son satánicas (http://www.escepticospr.com/Archivos/asereje.htm) y otra no darse cuenta de que esta muchacha va camino de Britney y zas.
¡Pero qué guarrerida/tontada/eyeswideshut es ésta! So la da di da di, we like to party (http://www.youtube.com/embed/LrUvu1mlWco). Actriz, cantante, compositora, empresaria y diseñadora de moda, (http://es.wikipedia.org/wiki/Miley_Cyrus) dice la Wikipedia. Con 20 años. Con 27 no habrá cadáver bonito, se empieza a intuir. Destiny Hope.

Amigos, creo que me estoy haciendo mayor. Debe ser eso. Porque no es una cuestión de puritanismos, aquí que cada uno haga lo que quiera, incluso ver Jersey Shore en Gandía o en Duruelo. Pero no entiendo esa necesidad hollywodiense, y elijan a una artista teen cualquiera, de crear carreras – nada es casualidad en ese mundillo – que da comienzo en una jovencita guapa e inocente que acaba convertida en guarrilla extravagante y endemoniada. Party in the Usa que continúa en Selena Gómez o Taylor Swift.
Y si ya de por sí las siguientes generaciones tienen que sobrevivir a leyes de educación, ronceros e incultura varia, mejor todavía nos van a salir los príncipes y princesas si les siguen vendiendo estos modelos. Que no es que Blancanieves fuera mucho mejor, zapatos-colorines-príncipe azul-pero que sé yo. Nosotros teníamos a Mark Lenders, que era un malote pero molaba. Y cosas así. Me queda el consuelo de saber que esa degeneración también estará agendada para el amigo Justino, Bieber. Y que pronto veremos su caída. De Miley a Anacleto, les venía a contar. Pues eso, que yo he sido muy de ver americanadas toda la vida. Pero llegaba a casa y me empapaba en Vázquez. Antes de dormir, (http://es.wikipedia.org/wiki/Anacleto,_agente_secreto) Anacleto el Agente Secreto, me descubría la verdadera realidad carpetovetona. Porque si queremos picardía, no es necesario enseñar cacha si no presumir de Vázquez (merece la pena la película para entender la España que fuimos y la que somos): http://www.dailymotion.com/embed/video/xtqwwg.

Esta entrada ha tenido mucho de broma pero también mucho de verdad. No es cuestión de prohibir la MTV, sino de huir como de la peste de las americanadas que por alguna siniestra razón nos quieren meter en la retina y el oído.
Váyanse al guano, madarfacas.

La música en Los Soprano o viceversa

19/03/2013 § 1 comentario

(Ésta entrada contiene SPOILERS)

Image

Mamma mia

Si es usted una dama, lo tiene muy fácil para seducir a los tres creadores de éste humilde blog. Si es un caballero…también. Sólo tiene que invitarnos a una copa y sacar Los Soprano como tema de conversación. Jamás nos ponemos de acuerdo en temas políticos (flacobarbados siente por Esperanza Aguirre algo que va más allá de la simple admiración) o deportivos (el mal nacido de reprosciutto sigue considerando a Raúl un jugador menor). Respecto a Los Soprano nunca hay discusión. Meadow es la mujer ideal. Christopher el colega ideal. Silvio el socio ideal. Ralph el hijo de puta ideal. ¿Y la música? La música de Los Soprano es insuperable. De eso quería hablarles hoy.

Cuando acabé la serie, fascinado,  me puse a investigar, ¿qué gran equipo estaba detrás de la elección de las canciones? Mi sorpresa fue descubrir que no había ningún equipo. Todas las canciones de las serie las escogía David Chase, el creador de la misma, apoyado en algunas ocasiones por el actor Steven Van Zandt (también conocido por ser el guitarrista de la célebre E Street Band, la banda de Bruce Springsteen). El vasto conocimiento musical de Chase le llevaba en ocasiones a proponer veinte canciones distintas para una misma escena. La diferencia entre dichas canciones podía llegar a ser enorme. Cualquiera, en su sano juicio, escogería una canción acorde a la escena, que la completase. En muchas ocasiones ocurría todo lo contrario, y el resultado es grandioso.

Cuando Chase ideó la serie no quería una banda sonora. No quería contratar a un compositor para dictarle al espectador como sentirse, siguiendo así los pasos de sus admirados Scorsese o Kubrick. Van Zandt no daba crédito en los primeros capítulos. El pensaba que iban a sonar habitualmente los Stones, Dylan, Van Morrison o Springsteen. Y aunque, por supuesto aparecen, no es lo habitual. Chase cuenta que podría haber hecho toda la serie con Dylan o los Stones cantando sobre la mafia, hubiese sido muy fácil, pero no tenía esa intención. Los gorditos de New Jersey son gente bastante corriente y no quedaría muy realista que se pasasen la vida escuchando a esos mitos. Debían de escuchar mucha mierda, y así se plasma en la serie. Más adelante el propio Dylan, maravillado con la serie, se puso en contacto con Chase y grabó Return To Me de Dean Martin para la misma. Chase no la desaprovechó y grabó una escena memorable.

La intención inicial de Chase era comenzar cada capítulo con una canción distinta, pero en HBO se negaron, siempre debía de ser la misma para que el espectador la identificase con la serie. La elegida fue Wake Up This Morning de Alabama 3. La intro con esa canción de fondo y Tony Soprano yendo de New York a su mansión en New Jersey forma ya parte de la historia de la televisión.
Quería acabar ésta entrada con dos ejemplos de la brillantez con que se utiliza la música en la serie. En la primera suena My Lover´s Player de Otis Redding en un final trágico de episodio. Cambios de plano que terminan con Tony y Carmela en la cama. No hay diálogos, sólo la magnífica canción de fondo. Disfruten:
La siguiente es una de mis preferidas. Tony vuelve a la acción después de un largo periodo convaleciente. No sólo es el más listo del grupo sino también el más fuerte y siente que tiene que volver a demostrarlo, por si alguno tenía dudas. La combinación de Tony vomitando en el baño después de la acción con Every Day Of The Week de The Students de fondo es espectacular y un claro ejemplo del contraste entre la escena y la canción.
Si aún no han visto la serie no se a qué esperan. Cuando lo hagan, eso si, estén atentos a la música.

soprano

Debate Sobre El Estado De Las Series Nacionales (segunda parte)

19/02/2013 § 2 comentarios

Para no extendernos en exceso y no deprimir al lector, obviaremos la crítica sobre subproductos de ficción, como culebrones, refritos en TDT y demás anguilas limpiafondos. Una vez aclarados los términos del debate, procedemos al análisis pormenorizado.

‘Cuéntame’, ‘Isabel’, ‘Águila Roja’ y ‘Stamos okupa2’ son los buques insignia del ente público.
La serie de los Alcántara llega a su temporada 14 con un gran dato de audiencia (casi 4 millones, 18%). Acusa un desgaste natural y seguramente, antes de que el olor a naftalina sea asfixiante y mientras los datos de audiencia acompañen, debería plantearse la jubilación de la serie, un retiro dorado, dejar alto uno de los emblemas de la casa y una serie de éxito exportada a otros países, antes de arriesgarse al batacazo y la cancelación.

“De tú, Antoñito, de tú”

‘Isabel’ y ‘Águila Roja’ intentan hacerse un hueco en la tradición de TVE por las series históricas. Hasta ahí loable. El resto, infumable. Lo único reseñable de ambos productos es la deplorable interpretación (si se le puede llamar así) de ‘actores’ y ‘actrices’. Auténticos maniquíes de exposición en decorados de cartón-piedra a 600.000 y 900.000€ el capítulo, respectivamente.
‘Stamos okupa2’ es un engendro de tal calibre que debería ser denunciado. Confío en que, en cuanto se acabe el confeti, el Ministerio de Sanidad se ponga manos a la obra. Producción purulenta, resultado infame.
Sra. Maura, ¿qué hace Ud. ahí? Ni extraña su horario ni extraña su share (4%). Ya tardan en cancelarla.
En estos tiempos oscuros, es muy enervante ver en que se invierten nuestros impuestos: no sé si es peor que vayan derechitos a la cuenta bancaria de Michelle Jenner o en ver a la pareja Arias-Echanove metiéndose chuletones, costillares, paellas, mariscadas y vinitos de la tierra entre pecho y espalda como si no hubiera un mañana.

Por su parte, en Antena3, Gran Hotel (se comentó antes que no se criticarían culebrones…ésta por poco no lo es) tiene alguna crítica positiva, algún actor potable (rescatada Concha Velasco para la causa)… en su contra, es una copia vulgar de las británicas ‘Downton Abbey’ (Julian Fellowes, ITV, 2010-?) y de ‘Arriba y abajo’ (Marsh-Atkins, ITV, 1971-1975); ésos sí que son dramas de época, alabados por la crítica. Cuesta reconocer a Cata… a Amaia Salamanca quise decir, con ropa.
‘El Barco’ y ‘Fenómenos’ se podrían describir como dos bolsas de basura de las que rezuman mientras las llevas al contenedor.
Una, la forma barata y chapucera de querer ser ‘Lost’. Cuerpos juveniles, desnudos demasiado ocasionales, exceso de hormona (me-sube-la-bilirrubina-cuando-te-miro-y-no-me-miras) y de creatina, tramas absurdas y algún que otro efecto especial de regional preferente. Bodrio.

Poniéndose cómodo para la lectura de los contadores.

La otra, una procesión de peleles sin dirección con unas dotes para la comedia dignas de crash test dummies (al final a eso queda reducido el espectador) y muchos interrogantes en mi cabeza: ¿todavía con personajes estereotipados? ¿no había más push-up disponible para Kira Miró? ¿actores rebotados de otras series? ¿Miguel Rellán? ¿En serio?… ¿ALEJO SAURAS? García Velilla, campeón. ‘Siete vidas’ tenía su punto. Te estás pasando.
¿Qué se obtiene si mezclamos en una coctelera ‘El internado’, El orfanato (J.A.Bayona, 2007) y una pizquita de hombres-lobo? No, Iker Jiménez no tiene nada que ver. Es una serie entera: ‘Luna, el misterio de Calenda’. Irregular como poco.
En un inexplicable pero auténtico milagro de Navidad, ‘Con el culo al aire’ ha sido renovada por otra temporada. Próxima defunción.

Telecinco se lleva la palma.
Han dado el golpe con ‘La Que Se Avecina’, arrebatando a A3 los sobrinos de Jose Luis Moreno (“se te llena la boca diciendo GA-LA”), los creadores. Supera a su predecesora, respetada por la crítica, grandes datos de audiencia, pese a la deriva de desbarre de las últimas temporadas -ya van seis y pronto serán siete-.
‘Aída’ es un misterio. ¿Cómo una comedia chabacana y garbancera puede llegar a su décima temporada? García Velilla, again. Una spin-off que acaba siendo un pilar de Vasile. Al menos, el humor que destila encaja muy bien en la línea de la cadena. Burdo.
Hay que agradecer que liquidaran ‘Hospital Central’. Un compendio de clichés médicos copiados de series americanas: el médico-milagro gruñón (hola Gregory!), los folleteos indiscriminados (hola Grey!), las enfermeras-cotorras (hola ER! hola Scrubs!)… 20 temporadas en 12 años, a un ritmo ridículo de culebrón venezolano. Que no se detengan. Ahora toca ‘Frágiles’.
La “novedad” de la cadena es ‘Familia’, un híbrido comedia-drama, de lo más convencional que se puedes echar a la cara uno. Actores desubicados (en especial las hijas, LAMENTABLES), empacho de azúcar y conservadurismo. Ni un atisbo imaginativo. Un asco, vamos.

Vergüenza.

Las cadenas más jovencitas, Cuatro y laSexta, emplean su dinero (vamos, el de Lara y Vasile) en comprar serie americana de calidad (‘Homeland’, ‘Black Mirror’, ‘Boardwalk Empire’ o ‘The Walking Dead’) así que nada que reprochar.

En los últimos años se ha potenciado el formato de la webserie: más barata y menos dependiente de la publicidad (dando cabida así a la CREATIVIDAD). Puede ser un parche o también una oportunidad para resarcir al espectador con criterio. ‘Ciudad K’ (Jose Antonio Pérez, TVE -pasó sin pena ni gloria por La 2-) es un gran ejemplo. Ojalá cunda.

Y usted, querido lector, que se ha tragado semejante diatriba (cosa que le agradezco) se preguntará: ¿no se produce en España alguna serie de calidad?
Y la respuesta es SÍ. Claro que existen.

Cuidando los detalles.

Dos ejemplos son las miniseries de producción propia de Canal+ ‘Crematorio’ (Jorge Sánchez-Cabezudo, 2011) y ‘Qué Fue De Jorge Sanz’ (David Trueba, 2010). Series originales, atrevidas, que tocan fibra sensible (trapicheos en plena burbuja inmobiliaria/el fracaso personal como autoparodia) y realizadas con gusto y con talento. Dos obras de autor.
Mi recomendación encarecida.

Debate Sobre El Estado De Las Series Nacionales (primera parte)

13/02/2013 § 8 comentarios

Las series en España, como el resto de la programación televisiva, dependen única y exclusivamente del share, ese dichoso porcentaje que sirve de referencia relativa (así se salva la diferencia poblacional entre países) para audiencias.

No es necesario un gran presupuesto para realizar una gran serie.
Una sitcom de libro, como ‘Seinfeld’ (Larry David-Jerry Seinfeld, NBC, 1989/1998) o ‘Frasier’ (Angell-Casey-Lee, NBC, 1993/2004), se concentra en un par de sets (el domicilio del protagonista y una cafetería habitual, por ejemplo). Nada de tomas aéreas, pirotecnias, trajes de época o doscientos extras.
No es necesario contar con un elenco de estrellas para atraer a las masas.
Ahí tienen ustedes los casos de ‘Lost’ (J.J. Abrams, ABC, 2004/2010) o ‘The Walking Dead’ (Robert Kirkman, AMC, 2010/?). Actores semidesconocidos o completamente desconocidos que acaban cobrando millones de dólares por capítulo grabado.

¿Qué tienen en común todos esos shows? Una buena idea. Más o menos arriesgada. Eso y alguien al volante con talento para escribir.
Hemos desmontado algún cliché. Entonces… ¿dónde falla la ficción española?

Para un correcto análisis de la ficción nacional actual, partamos de ciertas premisas:

1º Los canales no están dispuestos a arriesgar un euro en un producto, ya no de calidad, sino diferenciador.
¿Ha tenido Ud. la sensación de estar viendo de nuevo la misma serie? ¿Diría Ud. que ve encasillados a actores/actrices en los mismos papeles de siempre? Si una de las mejores series de todos los tiempos, ‘The Wire’ (David Simon, HBO, 2002/2008), se hubiera realizado en nuestro país, ¿cuánto habría durado en la parrilla? Recordemos que “sólo” pudo obtener porcentajes de audiencia muy discretos… Tramas complejas, temas incómodos, escenas que te dejan el estómago revuelto, ultrarrealidad… Sin recurrir a cafradas de Resines y cía. o jamelgas enseñando pernil no habría llegado a una segunda temporada.

2º Los anunciantes esperan los datos de audiencia para apostar fuerte en publicidad.
No falla, sube el share y aparecen los patrocinios y los product placement (¿no se ha teletransportado mentalmente a la cocina de ‘Médico de familia’? ¿los tetrabricks de zumo y leche ‘de marca’ en la mano de la Juani? Sí, sí, ese con gafas nerd es multimillonario y esa… ¿esa…es…era…Belén Rueda?).
Series para adolescentes, publicidad para esas edades. Los expertos lo llaman segmentar el mercado, los famosos targets. Entonces, no hace falta ser un genio para descubrir las brillantes (y “originales”) ideas que surgen en las reuniones creativos-directivos: repetir esquemas apolillados.
¿Qué te garantiza que jovencitas y jovencitos (y no tanto) se queden pegados a la pantalla, deseando que llegue el próximo episodio-dosis? Seguro que Ud. ya ha obtenido la respuesta.

3º El telespectador español medio es un ignorante funcional incapaz de distinguir el jamón serrano del chopped.
“Yo es que veo series para pasar el rato”. “Argh… ¡qué día más largo! estoy taaaaaan cansad@… mira, me pongo la tv/tiro de streaming  y me trago lo que sea” (benditas palabras).
Después de un día arduo, el cuerpo no te pide ni ajustes de cuentas ni reflexiones sobre el inexorable fin de tus días. O una comedia que no insulte al espectador. El ‘todo-vale’ se traduce en elegir casi siempre la opción fácil.
Imagine tener que pensar en el inmenso anacronismo de un ninja en la España medieval (ni el Doctor Who, oiga). Imagine el esfuerzo necesario para creerse a Alejo Sauras en papeles de prepúber. Imagine como no acudir al juzgado de guardia más cercano tras ver a un cantante-de-cuyo-nombre-no-quiero-acordarme revolcarse por encima del capó de su coche pegando tiros hasta hacer estallar un camión-cisterna de Petronor.
A ver, Mario, machote… tenemos a unos contrabandistas apuntándote con ballestas, un explosivo en plena cuenta atrás, tu churri suspendida sobre un tanque de ácido y tú vas y te quitas la camiseta. ¿PERO ÉSTO QUÉ ES?

Con esa audiencia potencial, a lo más que se arriesgan las productoras es a copiar (el verbo más apropiado sería ‘fusilar’) formatos del extranjero. Y ahí tienen ustedes, partiendo de la idea de ‘3rd Rock From The Sun’ (Bonnie y Ferry Turner, NBC, 1996/2001, lamentablemente denominada aquí ‘Cosas De Marcianos’), una comedia disparatada, fresca y original, llegamos a ‘El inquilino’ (diarrea protagonizada por Jorge Sanz, despachada a los 13 episodios) o partiendo de la excelente ‘Life On Mars’ (la británica, claro) llegamos a ‘La chica de ayer’ (sin comentarios).

Seguramente éstas sean las razones más importantes del anquilosamiento de creadores (que los hay, y buenos, en este país), del conformismo de directivos y anunciantes (¿qué hacemos, una serie sobre los entresijos del poder y las diferencias sociales o mejor ponemos a Teté en camisetita de tirantes transparente?) y en definitiva, la explicación de la baja calidad de la tv actual.

Continuará…

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Revista De Medios en La Colonoscopia.

A %d blogueros les gusta esto: