Referéndum al tun tun (Director´s cut)

27/12/2013 § Deja un comentario

Continuación libre del relato comenzado en los4palos.com

-No- Respondió el otrora pelo largo.

El resto bajaron la mirada al suelo. Sabían que estaban perdiendo una buena oportunidad. Que podrían empezar a comer gambas y jamón sin robarlo en el supermercado.

-No hemos realizado tantos esfuerzos para vendernos al sistema tan fácil. No así, no de esta manera.- Prosiguió.

– Sabéis lo que eso significa, ¿no?- Dijo la mano derecha del alcalde.

Le miraban todos con cierto respeto, sabían que en esos momentos podía ser peligroso. Siempre se sintió a gusto en esas circunstancias.

-Quedáis automáticamente expulsados de la ciudad. Vuestras cuentas de Twitter y el blog son ahora propiedad del Ayuntamiento y espero que no tengáis la osadía de volver por aquí. Seré implacable con vosotros.

-¿Y los de La Colonoscopia?- Preguntó uno de ellos.

-Ya se les advirtió. Quedan detenidos, se les proyectará el mensaje navideño del Alcalde varias veces al día como castigo. Además, usan el Photoshop sin licencia. Han llegado demasiado lejos.

*****************

La puerta se abrió y la luz les cegó por completo.

-Todo ha terminado.- Esa voz les sonaba. Si, era la del viñetista.

-Pero, ¿cómo?- Dijo uno de ellos mientras las arrobas y almohadillas le retumban en la cabeza.

-Rápido, no hay tiempo que perder. Os lo explicaré por el camino- Contestó.

Tenían un largo trayecto y no disponían de coche, así que tomaron prestado el Murallito. Había pasado más de un año desde el trágico incidente. El viñetista les fue contando lentamente toda la historia, solo él se quedó en la ciudad, no le dieron opción. Le necesitaban para el diario local, se vio obligado a hacer viñetas sobre políticos de la oposición muy denigrantes, además le vistieron de Pedrolo como mofa. Pero cuando nadie se lo esperaba todo cambió. Después de las elecciones locales los tres partidos de la oposición habían anunciado una alianza que pondría patas arriba la ciudad. Aun faltaba un mes para el acto de investidura. Todo el mundo estaba desconcertado. Así que se decidió a sacarles del sótano donde estaban siendo vilmente torturados y a reunir de nuevo a los integrantes de Los 4 Palos. La gente necesitaba saber qué estaba pasando.

La primera parada fue Extremadura. El de los ojos azules se había dedicado a la novela, a la novela erótica concretamente. Su producción en ese año había superado ampliamente a la de César Vidal, algo inaudito. Sus novelas habían triunfado en un sector de la población interesante, las señoras de cincuenta años devoraban sus libros y hasta Copedal le definió como el François de Sade del S.XXI. Se montaron en el tren y fueron hasta Benidorm. Poniendo copas a la tercera edad se encontraba el alto de voz grave, un año en aquel habiente le había introducido en las drogas experimentales, aunque nadie tuvo claro si era un hábito adquirido anteriormente.

Quedaban dos aun por recoger y el tiempo escaseaba. Debían estar en la ciudad amurallada antes de el acto de investidura del nuevo alcalde. El tercero se encontraba en Madrid trabajando en un periódico de tirada gratuita, su habilidad por el microrrelato le había llevado a escribir la página del horóscopo, algo que le había granjeado un cierto éxito dentro de los ambientes juveniles. Solo faltaba uno y dar con el no fue tarea fácil, se había retirado a un pequeño pueblo de la sierra de Madrid con su perro. La separación forzosa de sus cuentas de Twitter le había hecho una persona muy desconfiada y huraña. Tenía una pila con varias decenas de cuadernos donde seguía escribiendo tuits de forma melancólica.

*****************

Llegaron todos a Ávila pocas horas antes del acto de investidura. Prefirieron volver a reunirse en el Nº11 para verlo a través de internet mientras tuiteaban tan esperado acontecimiento. En aquella ocasión las personas online viendo el acto superaban las 20, sin duda el momento lo merecía.

-No se les ve mala cara a los concejales populares.- Comentó el alto de La Colonoscopia.

-Lo tendrán ya asumido.- Contestó el de los ojos azules.

Llegó el momento de los votos. Todos se miraron boquiabiertos. El concejal abrazable votaba a favor de los populares y tumbaba así la esperanza del cambio. El silencio en el Ayuntamiento era total.

-Mierda, ahora lo entiendo- Gritó el joven y guapo de La Colonoscopia.

– Esos tuits sin sentido, esa poesía de tres al cuarto, debí darme cuenta antes.

En efecto, el concejal abrazable estaba comprado, era un caballo de Troya dentro de las filas de la oposición. Todos se miraron, el largo viaje había sido en balde.

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Referéndum al tun tun (Director´s cut) en La Colonoscopia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: